Escucha esta nota aquí

El Barcelona y el Inter de Milán saben que ya se ha llegado al momento clave de la operación Lautaro Martínez. Tras varias semanas de negociación y sin un acuerdo global, los dos clubes intentarán sentar las bases de un acuerdo bajo la premisa de una valoración de 111 millones de euros siempre que se incluyan un mínimo de dos jugadores para abaratar el precio del delantero.

El club blaugrana ha entregado una lista final de jugadores y los italianos deben elegir para llegar al visto bueno final. Las negociaciones no han sido nada fáciles, ya que el Inter nunca ha mostrado una predisposición real a negociar una venta.

Los italianos se habían aferrado a la cláusula de 111 millones para permitir la salida del delantero argentino, pero la irrupción del futbolista ha variado el escenario facilitando la posibilidad de un acuerdo.

El Inter, que tenía ofertas superiores a la del Barcelona, se ha visto obligado a negociar porque Lautaro ha mostrado su disposición de firmar por el club blaugrana. Y parece que tiene claro que solo se moverá del Inter para salir hacia el Camp Nou.

Hasta este momento, el Inter no estaba dispuesto a incluir un canje de jugadores. A los italianos les interesan varios futbolistas de la plantilla blaugrana, pero querían separar las operaciones. Ahora, según fuentes blaugranas, hay una vía abierta de negociación y los números podrían cuadrar.

La lista de jugadores ofrecida por el Barcelona está formada por Umtiti, Júnior Firpo, Semedo, Arturo Vidal y los cedidos Rafinha y Todibo. Todos tienen sus pros y contras y el Inter también debería llegar a un acuerdo formal con los elegidos para que todo llegue a buen puerto.

Los catalanes no saben a ciencia cierta los nombres definitivos que podrían ir hacia el Inter, pero los italianos han mostrado mucho interés en Arturo Vidal, un futbolista al que ya intentaron fichar en el mes de enero, y en los últimos días han prestado mucha atención a Todibo.

El central francés gusta mucho y en el Inter entienden que puede ser una operación provechosa porque su ficha no es alta y podría tener una segunda venta dentro de unos años si confirma toda su progresión.

Los casos de Umtiti y Semedo son más complicados por la ficha que tienen, mientras que Júnior y Rafinha, hoy por hoy, parece complicado que puedan entrar. (sport)

Comentarios