Escucha esta nota aquí

Los jugadores de Real Madrid y Barcelona, junto a otros equipos, empezaron este miércoles a someterse a las pruebas de coronavirus como paso previo antes de retomar los entrenamientos, que inicialmente serán individuales.

Equipados con mascarillas, como el delantero francés Antoine Griezmann, o sin ella, a imagen del capitán azulgrana, Leo Messi, los futbolistas del Barcelona fueron llegando uno por uno en su coche a su centro de entrenamiento desde primera hora de la mañana.

Al igual que sus rivales, los jugadores del Real Madrid, como Karim Benzema o Eden Hazard, también acudieron este miércoles a su ciudad deportiva en las afueras de Madrid para pasar las pruebas médicas.

Estos test de coronavirus, cuyos resultados suelen conocerse en 48 horas, son el paso previo estipulado en el protocolo para la vuelta a los entrenamientos.

"Ha sido un tiempo muy raro para nosotros, nunca hemos estado tanto tiempo así, sin estar en contacto con un balón y tenemos muchísimas ganas de empezar y de que todo se reanude", afirmó el centrocampista del Atlético de Madrid, Marcos Llorente, en un vídeo distribuido por su club.

Los jugadores azulgranas, junto a su técnico, Diego Simeone, también acudieron este miércoles a pasar las pruebas con la intención de iniciar sus entrenamientos inmediatamente pasadas esas 48 horas si todo sale bien.

"Cada semana nos mandaban entrenamientos un poco adaptados a cada jugador y yo creo que estamos preparados para volver", añadió Llorente.

Junto a Barcelona, Atlético y Real Madrid, otros equipos del campeonato español como Sevilla, Celta o Valladolid, también han llevado a cabo las pruebas de coronavirus.

En una primera fase, siguiendo el protocolo del campeonato español, LaLiga, los entrenamientos serán individuales con un máximo de seis jugadores en el terreno de juego.

Los futbolistas recibirán la víspera de forma telemática sus ejercicios y la hora a la que tendrán que acudir a su centro de entrenamiento.

Tendrán que ir en su coche, con la ropa de entrenamiento puesta y mientras no estén entrenando deberán llevar mascarilla y guantes. Tras la práctica, se les entregará una bolsa con la ropa para el día siguiente.

Después de esta primera fase, LaLiga prevé pasar a un entrenamiento por pequeños grupos antes de dar el paso al colectivo con todo el equipo.

"La salud es primordial, por eso tenemos un protocolo integral para salvaguardar la salud de todos los involucrados", había afirmado el lunes el presidente de LaLiga, Javier Tebas, añadiendo que "esperamos comenzar a jugar nuevamente en junio y terminar nuestra temporada 19/20 este verano (boreal)".