Escucha esta nota aquí

Inamovible. El boliviano Danny Bejarano es titular indiscutible en el Lamia de Grecia, gracias a su buen desempeño se ganó la confianza de su director técnico, Babis Tennes. Fue un aporte importante en el empate de este lunes frente al Panetolikos (0-0). Su rendimiento y sus estadísticas piden ‘a gritos’ su convocatoria a la selección boliviana.

“Puntito que suma. Vamos que el camino es largo”, escribió Bejarano en su página oficial de Facebook, después de la igualdad de su conjunto en la quinta fecha de la Superliga de Grecia, es el primer punto que consigue desde que arrancó la temporada 2020-2021.

Bejarano estuvo desde el inicio en los cinco encuentros de su conjunto y se ha convertido en una pieza fundamental para que, junto a sus compañeros, retornen al camino de la victoria. “Somos optimistas de que vamos a salir de esta racha negativa y vamos a empezar a ganar, espero que sea una mejor temporada tanto individual, como grupal”, dijo el mediocampista en una anterior entrevista a DIEZ.

La vara está alta para Bejarano, pues en la temporada 2019-2020 fue elegido el quinto mejor jugador del fútbol griego, el mejor volante de contención de toda la competición y el más destacado de su equipo. Por el momento, ha mostrado un buen rendimiento y es dueño de su puesto.

El Lamia es último en la tabla de 14 equipos, con una sola unidad.

¿Para cuándo su convocatoria?

Bejarano se convirtió en el único legionario -junto a Henry Vaca que no hizo méritos para ser llamado- en quedar fuera de la lista del DT de la selección boliviana, César Farías, para las dos primeras fechas de las eliminatorias sudamericanas. Según la explicación del venezolano, como el club griego lo iba a ceder cumpliendo la norma FIFA, los días no iban a alcanzar para que se adapte. También tenía que cumplir con una cuarentena de 48 horas por el coronavirus. 

El ex volante de Oriente Petrolero, Sport Boys y Bolívar espera ser tomado en cuenta en las siguientes fechas frente a Ecuador (12/11) y ante Paraguay (17/11), ya que al competir en un torneo europeo puede aportar en el medio campo que tuvo tantas falencias frente a Brasil y a Argentina. Si el futbolista sigue militando en Europa, siempre tendrá pocas jornadas de preparación con la Verde, así como sucede con el resto de los futbolistas en otras selecciones del mundo.