Escucha esta nota aquí

La incertidumbre que se vive en el fútbol nacional derivó en que el boliviano-brasileño Edivaldo Rojas firme con el Club Deportivo Nueva Concepción, de la Primera División de Guatemala, la segunda más importante de ese país. Su objetivo es volver a estar en competencia y adquirir una nueva experiencia en el deporte que lo apasiona. Se incorporará la siguiente semana.

Los meses siguen pasando la dirigencia nacional no le da viabilidad al retorno del balompié y Rojas asegura que no puede quedarse sin jugar. A inicios de la pandemia estuvo por fichar por una institución de Chipre y después se quedó esperando la posibilidad que se le abrió en Nacional Potosí. “Surgió la oportunidad de jugar en Guatemala y nunca tuve problemas en salir del país”, expresó a DIEZ.

Su contrato será hasta diciembre, aunque la institución buscaba que su vinculación sea hasta junio de 2021. “Sé que ya jugaron tres partidos del torneo Apertura, espero ser un aporte para que el equipo cumpla con sus objetivos y así pueda pensar con tranquilidad en la siguiente temporada”, dijo Rojas.

El último club de Rojas fue San José, en que militó hasta septiembre de 2019, pero su carrera no se resume a eso. Inició en 2004 en el Atlético Paranaense y continuó en otros clubes de su país natal, como Ferroviária de Esportes, Figuereinse FC, Río Preto, Atlética Caldense y Guaratinguetá Futebol. Después militó en Associação Naval 1º Maio (Portugal), Muangthong United Football Club (Tailandia), Shonan Bellmare (Japón) y Moreirense Futebol Clube (Portugal). En Bolivia, además del santo, defendió los colores de Wilstermann y de Sport Boys.

“Tenemos que darle la vuelta a esta situación, terminar de la mejor manera lo que resta del año y esperar el 2021 con bastaste expectativas”, concluyó el también seleccionado boliviano.