Escucha esta nota aquí

A pesar de la mala fortuna por la grave lesión que sufrió, el defensor y capitán de la selección sub-15, Christian Osinaga, se encuentra tranquilo y confiado en su pronta recuperación, luego de ser operado de la fractura de tibia de la pierda derecha que sufrió en un amistoso ante Argentina, el viernes en Buenos Aires.

El futbolista se quedó en la capital argentina tras la lesión y luego de la aprobación de su familia, que llegó para estar junto él, la Federación Boliviana de Fútbol se hizo cargo de los gastos que demandó la intervención quirúrgica.

Osinaga se lesionó tras una jugada de balón dividido con un rival y en la que se llevó la peor parte, pues la fractura lo deja al margen del torneo Sudamericano Sub-15 que se disputará en Santa Cruz desde el 23 de noviembre hasta el 8 de diciembre.

Según se sabe la recuperación del joven jugador será de cuatro meses, pues el hecho que está en desarrollo le permite tener una mejor y rápida rehabilitación, aunque no será parte del equipo nacional que dirige Cristian Ocampos, que lo consideraba de titular.