Escucha esta nota aquí

El Chelsea, que ya había ganado 2-0 en el partido de ida la pasada semana, se impuso por 1 a 0 como visitante al Tottenham, este miércoles en la vuelta de las semifinales de la Copa de la Liga inglesa, paseándose así con tranquilidad hasta la final.

Los 'Blues', los vigentes campeones de Europa, buscarán el título el 27 de febrero en el estadio londinense de Wembley ante Liverpool o Arsenal.

Esa otra semifinal de la 'EFL Cup' no pudo comenzar la pasada semana ya que el primer partido fue aplazado por casos de covid-19. El jueves, el Liverpool recibirá al Arsenal en Anfield para el choque de ida, antes de que se decida el ganador del pulso con el partido de vuelta, el jueves 20 de este mes en Londres.

Todo ello con el objetivo de suceder en el palmarés de este torneo al Manchester City, que fue el campeón en las cuatro ediciones anteriores y que en la actual fue eliminado por el West Ham en octavos de final.

El Chelsea aspirará en la final a un sexto título en esta competición, para acercarse en el palmarés a Liverpool y Manchester City, que levantaron el trofeo ocho veces cada uno.

La última vez que el Chelsea conquistó la Copa de la Liga fue en 2015.

En el partido de este miércoles, el Tottenham tenía una misión difícil tras su derrota de la pasada semana por 2-0 en Stamford Bridge.

Sus esperanzas de remontada quedaron totalmente arruinadas cuando el Chelsea se adelantó en el marcador cuando el alemán Antonio Rüdiger cabeceó a gol en el 18', aprovechando una mala salida de Pierluigi Gollini.

"Todo lo que sé es que el balón tocó mi cabeza y confiaba en que entrara. Es algo para lo que trabajo en los entrenamientos, estar en el lugar adecuado. Siempre es agradable marcar. Está bien ayudar al equipo, ser importante y, lo que es primordial para mí, dar ejemplo", celebró Rüdiger.

- Tuchel: "Jugamos con fuego" -

El Tottenham se vino abajo tras recibir ese mazazo del gol del alemán.

Harry Kane (32) intentó sin éxito reenganchar a su equipo a la eliminatoria. En el 42' el árbitro decretó un penal para el Tottenham, pero la revisión en vídeo permitió comprobar que la acción fue fuera del área y la falta fue enviada a la barrera por el argentino Giovani Lo Celso.

En la segunda mitad, el arquero español Kepa Arrizabalaga frenó cualquier intento de los locales. En el 61' tuvo una intervención especialmente inspirada ante un remate de cabeza de Emerson.

En el 65', Kane vio cómo le anulaban un tanto tras la revisión en el VAR y el Tottenham no pudo ni siquiera lograr el tanto del honor.

"Empezamos bien el partido, tuvimos ocasiones y nos adelantamos en el marcador. Tengo el sentimiento de que al final estuvimos jugando con fuego, les dejamos tener ocasiones y cometimos errores tontos", analizó el técnico alemán del Chelsea, Thomas Tuchel.

"El objetivo no es ganar de cualquier manera. Podemos hacerlo mejor, podemos cerrar espacios mejor, podemos defender mejor individualmente, podemos cometer menos errores. Podemos hacerlo mejor en todos los aspectos", apuntó Tuchel, mostrándose crítico pese a la clasificación a la final.

Para el entrenador del Tottenham, Antonio Conte, el Chelsea "merece jugar la final".

"En el balance de los dos partidos, el Chelsea merece jugar la final. Hay que ser sincero", admitió el técnico italiano.

Comentarios