Escucha esta nota aquí

El futbolista danés Christian Eriksen, víctima de un desmayo este sábado en la Eurocopa, se desplomó en el terreno de juego en pleno partido entre Dinamarca y Finlandia. Los médicos tuvieron que practicarle un masaje cardíaco.

Eriksen (29 años) se desplomó súbitamente en el césped justo antes del descanso, con los ojos abiertos de par en par. El partido fue interrumpido y sus compañeros le rodearon formando un círculo a su alrededor, algunos de ellos con lágrimas en los ojos, mientras los servicios de emergencia trataban de reanimarle.

Después de varios minutos, el jugador danés fue retirado en camilla, tapado con lonas para evitar las imágenes, aplaudido por el público presente en el estadio de Copenhague.

El árbitro envió a los jugadores a los vestuarios y en sus redes sociales, la UEFA anunció que el partido fue "suspendido por una emergencia médica".

Christian Eriksen "ha sido trasladado al hospital y ha sido estabilizado", informó la UEFA minutos después.

Después del partido que finalmente ganó Finlandia por 1-0, Eriksen fue designado "jugador del partido", anunció la UEFA.

"El fútbol es un deporte estupendo y Christian juega a él estupendamente", explicó la instancia europea, retomando el mensaje publicado antes por su presidente, Aleksander Ceferin.

"El jugador del partido de esta noche es Christian Eriksen. Te deseamos una rápida recuperación, Christian", añadió la UEFA en su cuenta de Twitter.



Comentarios