Escucha esta nota aquí

La llegada de recursos económicos de parte de la Conmebol, por el programa Evolución, destapó las discrepancias entre los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), los clubes de la División Profesional y las asociaciones departamentales en medio de la crisis por la pandemia del Covid-19, que ha frenado la actividad deportiva desde mediados de marzo sin una fecha de regreso.

El monto de 1.169.871 de dólares fue colocado a disposición de la Federación para que sea repartido entre los 14 clubes profesionales (700 mil dólares), las nueve asociaciones (140 mil dólares) y hay 269.871 dólares que tienen el destino de gastos reservados de la FBF.

Conocida esta cifra, los clubes mencionaron que los 50 mil dólares que recibirán es poco dinero para cubrir las deudas de estos tres meses, cuyo principal ítem es el sueldo de los futbolistas. Los dirigentes mencionaron que la crisis continuará y la ayuda resulta insuficiente.

El presidente de la Federación, César Salinas, explicó con anterioridad que el millón de dólares de Evolución en principio debía ir a cubrir a proyectos exclusivos relacionados a la capacitación, infraestructura, fútbol femenino, juvenil, fútbol de salón y fútbol playa, pero por las gestiones realizadas se pudo cambiar el destino para una ayuda frente a la expansión del coronavirus y la orden de la Conmebol llegó con una distribución fijada.

Esto provocó que de nuevo dirigentes de los clubes y de las asociaciones tomen el discurso de la importancia de uno frente a la labor que cumple el otro. Los miembros de la División Profesional explicaron que son los más afectados por la pandemia y que al ser un sector que mueve el fútbol en el país requiere de mayor atención. Los asociacionistas argumentan que los 15 mil dólares que recibirá cada uno no cubrirá todos sus gastos.

El bloque de clubes opositores a la gestión Salinas ha observado el destino de los 269.871 dólares que entregó la Conmebol a la FBF para los gastos operativos y por ser un concepto amplio ha pedido una aclaración en una próxima reunión.

El Comité Ejecutivo de la FBF indicó que las arcas de la entidad están vacías porque este año no recibirá recursos de la televisación por la Copa América Argentina-Colombia y está en duda los recursos por las clasificatorias mundialistas Catar 2022. Asimismo, las empresas auspiciadoras no hicieron los depósitos debido al virus.

En ese entendido, la FBF empleará los 269.971 dólares para pagar los sueldos de los funcionarios y guardar un monto para los gastos que genere la selección nacional en caso de que la FIFA decida jugar las primeras fechas de las eliminatorias en el último trimestre del año, una vez que la pandemia esté controlada.

El club Blooming dio a conocer, a través de una carta, sus observaciones sobre el manejo financiero de la FBF y pidió una información ampliada. Bolívar también seguirá ese camino para solicitar una rendición de cuentas.

En la nota, los celestes cruceños piden: el detalle del extracto y del número de cuentas bancarias en bancos locales y extranjeros que maneja la FBF para los depósitos; una certificación si la FBF utiliza cuentas bancarias personales de algún miembro del comité ejecutivo para depositar recursos económicos; la cantidad de dinero recibido por la FBF de parte de la Conmebol y de la FIFA del 1 de enero de 2019 hasta el 7 de mayo de 2020.

Además de una copia de la planilla de los empleados de la FBF con detalle sobre los cargos de cada trabajador y una copia de los contratos de trabajo junto con sus adendas de todo el cuerpo técnico de la Selección Nacional.

Comentarios