Escucha esta nota aquí

Con 42 años y toda una vida por delante, el exfutbolista colombiano Alexander Balanta falleció la noche de este sábado por complicaciones de una trombosis, que fue la causa para que le amputen una pierna y luego para que su salud se deteriore hasta derivar en un paro cardiorrespiratorio.

Su deceso se produjo a las 21:00 de este sábado, luego de que se descompensara desde el viernes debido a que la trombosis se había instalado más arriba de la cadera y que el Covid-19 lo hubiera debilitado.

Antes de fallecer, el exjugador vivió una pesadilla. “Puede ser que me amputen el pie, pero puede ser que no”, le dijo Alexander Balanta al diario Página Siete, de La Paz, el 26 de junio. En ese momento el colombiano también se había contagiado de Covid-19 en el hospital. “Solo Dios puede sacarme de este difícil momento”, reflexionó.

En la entrevista, Balanta relató la odisea que estaba pasando. “Me internaron en el hospital del Tórax, por una trombosis, me operaron pero lastimosamente uno de mis dedos empezó a necrosar. Unos días después se contagió  del Covid, según las pruebas a las que fue sometido.

Luego fue trasladado al hospital del Norte, de El Alto, donde luchó por su vida hasta este sábado, cuando lo terminó venciendo el Covid-19 y la trombosis, que es una formación de un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo, que puede ser fatal al causar un infarto agudo de miocardio.

Balanta tenía bastantes amistades en Bolivia, gracias a su carrera de futbolista y que lo hizo recorrer varios lugares luego de que llegara al país en 2000. Militó en Destroyers (SC), Primero de Mayo (Beni), ambos en la Copa Simón Bolívar; posteriormente llegó a la sede de gobierno para jugar en los equipos de la Asociación de Fútbol de La Paz (Chaco Petrolero, La Paz Fútbol Club, y EMI, 31 de Octubre, entre otros equipos). También jugó en Universitario de Sucre, en clubes de la asociación de Oruro; e integró equipos de las ligas zonales de La Paz (Mallasa, Río Seco, Villa Copacabana y Obrero).