Escucha esta nota aquí

El fútbol está lleno de frases hechas, varios lugares comunes y muchas máximas. Una de estas últimas se refería a que ”el fútbol es para los vivos”.

Se apelaba a ella para justificar hechos dentro y fuera de la cancha que estuvieran rayando lo ilegal o cuando alguien sacaba ventaja por picardía o viveza criolla.

Ante los hechos que se viven en nuestro fútbol, esta máxima parece más vigente que nunca, porque da la impresión de que acá hay algún vivo o algunos vivos que le están ganando de mano a otros que se quedaron dormidos.

No es la primera vez que se suspende una fecha del campeonato con apenas la cuarta parte del campeonato disputado, sin una razón valedera, que no tuviese posibilidad de solución. Es la segunda ocasión en un mes que se interrumpe un torneo que empieza a entusiasmar a la gente que volvió a los estadios y a los que lo siguen por televisión.

Primero fue la Federación Boliviana de Fútbol la que decidió que no se juegue, supuestamente, porque no quería dar brazo a torcer en su disputa con Fabol.

Sin embargo, no faltó quien hile fino y viera detrás de todo una intención para favorecer a terceros.

Se volvió a jugar como si nada hubiese pasado, tras una reunión pacificadora entre agremiados y dirigentes que duró menos que el canto de un gallo.

Hoy, un nuevo fin de semana sin fútbol, esta vez no se lleva a cabo la octava fecha. Hay dos explicaciones para justificar esta nueva pausa, ambas apuntan al amparo constitucional presentado por el exdirigente Robert Blanco.

La FBF sostiene que dicho amparo no le permite realizar trámites administrativos ni contar con recursos económicos para organizar los partidos.

Quienes no comparten la decisión sostienen que son los clubes los que organizan sus partidos y corren con todos los gastos. La federación solo recauda un porcentaje de los ingresos.

Diez clubes decidieron suspender la fecha en protesta por el amparo constitucional que no tiene un resultado y cuyo responsable es un exdirigente.

Hay una llamativa tendencia a no jugar. El año pasado hubo la intención de declarar desierto el campeonato con menos de la primera rueda disputada.

¿Quién gana y quién pierde con todo esto? Habrá que estar atentos para ver quiénes fueron los vivos.




Comentarios