Escucha esta nota aquí

Bolivianos y ecuatorianos tienen 90 minutos para jugar por la clasificación y por 1,1 millones de dólares, premio que otorga la Conmebol a los equipos que pasen a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El éxito deportivo va de la mano con los ingresos económicos de cada club que avance en la Copa. Royal Pari y Macará hasta el momento han embolsado 975.000 dólares. 300.000 por la primera fase y 675.000 por llegar a la segunda. Los jugosos premios no solo motivan a los directivos sino que también seducen a los jugadores porque reciben incentivos especiales por lograr clasificar a la otra ronda.

Con el triunfo en el Tahuichi (1-0) los dirigidos por Roberto Mosquera tienen una importante ventaja para sellar el pase en Ambato el 29 de mayo. De asegurar el pasaporte se enfrentarán al mejor de la llave entre La Equidad, de Colombia y Santaní, de Paraguay.