Escucha esta nota aquí

Las negociaciones entre el Barcelona y el Inter de Milán por el fichaje de Lautaro Martínez han entrado ya en momentos de máxima tensión. No hay acuerdo económico y el tiempo apremia para encontrar una solución que sigue distante por la postura intransigente del conjunto italiano.

La web 'calciomercato' revela que el Inter se ha plantado en un mínimo de 85 millones de euros y acepta incluir a Júnior Firpo, unas cifras a las que el club español no está dispuesto a llegar, pues ofrece al lateral y 65 millones y de ahí no pasará salvo que entre otro jugador en el canje.

El principal problema está en la tasación de los jugadores. El Inter no está dispuesto a rebajar ni un solo euro de los 111 millones de euros de la cláusula de rescisión. Y consideran que ya hacen suficiente abaratando el precio con la inclusión de Firpo, al que tasan en algo más de 26 millones de euros. El club blaugrana cree que ese precio es insuficiente dado que Lautaro tampoco tendría ahora una tasación de 111 millones de euros. Siguen hablando, pero las posturas están muy alejadas.

Las conversaciones entre los dos clubes están desgastando mucho y molestando ya a Lautaro y a su entorno. El argentino ya le ha dejado claro al Inter que desea fichar por el Barcelona y no entiende tantos impedimentos cuando el club italiano sacará una grandísima plusvalía en época de crisis económica.

Lautaro Martínez quiere acabar ya con este tema y concluir los rumores sobre su rendimiento deportivo tras la vuelta a la competición. En el Barcelona tienen muy claro que Lautaro solo fichará por un precio justo y saben que el delantero hará todo lo posible por acercar posturas y forzar su marcha. (Sport)