Escucha esta nota aquí

El Bayern de Múnich, líder de la Bundesliga, sufrió más de lo esperado para derrotar 4-1 en casa al colista de su campeonato, el Greuther Fürth, este domingo en la 23ª jornada, con lo que pudo consolidar su primera plaza.

El último de la tabla sorprendió al borde del descanso, cuando el sueco de ascendencia croata Branimir Hrgota adelantó al Greuther Fürth en el 42, disparando las alarmas en el Allianz Arena.

En la segunda mitad, el Bayern consiguió apagar el incendio. Entró ya decidido a ello y Robert Lewandowski empató en el 46, antes de que un tanto en contra de Sebastian Griesbeck (61) pusiera en ventaja al equipo muniqués, que sentenció a continuación con otro tanto de Lewandowski (82) y el definitivo de Eric Maxim Choupo-Moting (90+1).

El atacante polaco, con este doblete, aumenta todavía más su hegemonía en la tabla de goleadores de la Bundesliga, donde lidera ya con 28 dianas, aumentando a ocho su ventaja sobre el segundo, el checo Patrick Schick (Bayer Leverkusen), que lleva 20.

Pero más allá de la nueva exhibición de liderazgo de Lewandowski o los tres puntos conseguidos, el Bayern consiguió evitar caer en una crisis, después de las últimas decepciones.

El pasado fin de semana había perdido 4-2 en Bochum y esta semana empató 1-1 en su visita al Salzburgo en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, por lo que había encadenado dos partidos sin victoria, algo inusual en un equipo acostumbrado a encadenar un paseo triunfal tras otro.

En la clasificación, el Bayern se pone provisionalmente con nueve puntos de ventaja sobre el segundo, el Borussia Dortmund, que recibe este domingo al Borussia Mönchengladbach (13º).

Comentarios