Escucha esta nota aquí

El Lille dio un paso importante hacia el título de campeón de la Ligue 1 francesa 2020-2021 al ganar 3-0 como visitante en el 'Derbi del Norte' ante el Lens, este viernes en la apertura de la 36ª jornada.

Gracias a este resultado, el Lille se distancia provisionalmente con cuatro puntos más que el París Saint-Germain (2º), que visita el domingo al Rennes (7º), con la presión de ganar para no quedar descolgado en la carrera por el título, después de que el equipo de Mauricio Pochettino fuera eliminado esta semana en las semifinales de la Liga de Campeones.

El Lens, una de las revelaciones de la temporada en Francia, no se presentaba como un adversario sencillo para el líder, pero todo resultó más cómodo de lo esperado.

El turco Burak Yilmaz fue el protagonista del partido con un doblete. Abrió el marcador de penal en el minuto 4 y luego marcó, en el 40, con un disparo certero.

El Lens se había quedado con diez hombres en el 35, por una segunda amarilla a Clement Michelin.

Con todo a favor, el Lille puso el 3-0 definitivo en el 60, por medio del canadiense Jonathan David.

En la tabla de máximos anotadores de esta Ligue 1, Yilmaz suma 15 tantos y es quinto, aunque lejos de los 25 que lleva el líder, Kylian Mbappé (París Saint-Germain).

"Era un partido importante en la carrera por el título y el guió nos fue muy favorable, evidentemente, abriendo el marcador muy pronto y luego jugando con superioridad numérica. Es una victoria muy bonita", celebró el entrenador del Lille, Christophe Galtier.

- Un visitante temible -

El Lens, que pelea por los puestos europeos, baja del quinto al sexto lugar tras este revés, en beneficio del Marsella, que el domingo visita al Saint-Etienne.

"Estamos frustrados porque nos hubiera gustado poder jugar un partido por completo, nos hubiera gustado plantar más batalla. Hemos jugado con lo que pudimos. Debemos ahora digerir esto", lamentó el entrenador del Lens, Franck Haise, descontento con el arbitraje y que dijo que jugar con diez fue un lastre demasiado pesado.

Este partido era teóricamente el más complicado que le quedaba al Lille hasta el final del campeonato.

Sigue dependiendo de sí mismo para ser campeón y ya únicamente tiene dos partidos por delante, ante Saint-Etienne (12º) y Angers (13º), dos equipos de la mitad baja de la clasificación.

En el partido de este viernes en el estadio Bollaert-Delelis, el Lille demostró que está siendo una máquina fuera de casa, donde lleva una racha de once victorias y dos empates. Apenas ha caído como visitante en una ocasión esta temporada.

Con 79 puntos tras ganar en Lens, el Lille bate el récord de puntos del club en una misma temporada, que era de 76, los que logró en 2011, en el año del último título nacional del equipo.

Comentarios