Escucha esta nota aquí

POR: CARLOS TAPIA

Los hinchas le dicen “corazón valiente”, los dirigentes no quieren que se vaya porque es líder en el equipo, los directores técnicos saben de su valía y lo tienen como titular, los periodistas dicen que es bueno en su función porque “raspa cuando hay que hacerlo y que impone respeto en el mediocampo”.

Es Christian Latorre, uruguayo de 34 años, quien cuenta muchas cosas en esta entrevista. Lo que dijo cuando llegó a Santa Cruz, que es hincha confeso de Blooming, que hubo una posibilidad para jugar en Oriente Petrolero, todo sobre el partido final contra Real Potosí, lo que dice sobre la hinchada celeste y por qué no se fue de la Academia este año, cuando pudo haberlo hecho, porque la situación se venía complicada.

Lo contrataron hace cuatro años porque tenía buenos antecedentes. En su país jugó en Primera División en Juventud y Liverpool, lo mismo que en el Ermis de Chipre; luego llegó a Santa Cruz y aquí permanece.

Tiene un año más de contrato con la institución, de la cual no quiere ni piensa irse…, y ¿sobre su retiro…? Tiene palabras para la dirigencia, lo que pasó en gestiones anteriores y lo que le pide a quienes están al mando.

_¿Cuál es la evaluación de este año en lo personal?
Fue un año muy estresante, muy difícil. Hay que esperar a fin de año para hacer raya y ver lo positivo y lo negativo que ha pasado. Por supuesto que lo positivo es que Blooming logró quedar en Primera División pero lo negativo es la posición en la que quedó el equipo en la tabla de posiciones.

_Y el año para Blooming fue difícil también…
Para todos fue difícil, para todos, para la institución, para los jugadores y para los hinchas que viven el fútbol con mucha pasión. A todos nos duele ver la posición en la que estuvo el equipo casi todo el año por mal rendimiento nuestro y mala gestión de la institución.

_¿Habías vivido una situación parecida en anteriores equipos?
Sí, en mi carrera la viví aunque no es esta misma magnitud, con una institución con tanta hinchada. La verdad es que eso aumenta un poco más todo, la presión, los nervios…pero al mismo tiempo aumenta las ganas de sacar adelante al equipo.

_Se nota que le tenés un cariño especial a la Academia…¿sos hincha celeste…?
Sí, es que en estos cuatro años la gente me ha dado un cariño especial, un respeto. No tengo miedo decirlo: soy hincha del club y lo voy a ser siempre. La verdad es que estoy muy agradecido a Blooming que me abrió las puertas, me dio la posibilidad de crecer como futbolista y la chance de jugar en un club tan grande, con mucha gente, lo cual es muy emocionante para uno.

_¿Cómo viviste los clásicos con Oriente este año?
Los clásicos siempre tienen un gustito especial, a pesar que este año el equipo estuvo bastante desarmado, pero uno juega con unas ganas superiores y con una motivación diferente. Este año no nos hemos sentido superados aunque el primero lo perdimos 3-0, pero hasta el gol clave ellos no habían demostrado mucho; nosotros siempre fuimos por el triunfo. El segundo clásico fue empate…y la verdad que ya viendo en el resultado global observamos que ese punto con Oriente nos sirvió de mucho para salvar la categoría.

_Cómo se da este ritual cada vez que ingresa Joselito: Latorre se quita el cintillo de capitán y se lo entrega al 10…
Mirá, Joselito tiene una humildad enorme. Muchas veces me pasó que el partido estaba muy caliente, muy complicado y yo estoy desesperado por entregarle el cintillo, él me grita que no, que no…pero él es el capitán respetado por todos, no sólo por Blooming sino también por los árbitros y claro que por los rivales mucho más. Cada vez que él entraba el cintillo tenía que ir para él, sin dudarlo.

_Tu papel ha sido muy importante en el equipo este año. Cómo ponés en práctica tu liderazgo…
Y... tratando de ordenar al equipo. Este año tan especial yo veo que todos desde lo suyo en realidad fueron líderes. Si bien uno como más grande trata de quitarle presión a los chicos, ese peso natural que cada partido nos carga en la mochila para que ellos no sientan la presión de equivocarse. Uno como más grande en el equipo ve cosas que quizás los chicos aún no ven. Creo que este año el liderazgo lo llevamos entre todos porque en el conjunto nos hemos ayudado.

_Los hinchas valoran tu aporte al equipo, ven que ponés “alma, corazón y vida” en cada partido...
Es que ese cariño que me da el hincha yo siempre lo voy a tener. Lo dije en la primera nota que me hicieron al llegar al aeropuerto Viru Viru: ‘podré jugar bien, podré jugar mal, pero siempre lo voy a dejar todo en la cancha’. Esa es mi forma de ser y muchísimo más con Blooming que tanto cariño le tengo.

_Este año, la hinchada se portó bien hasta el partido final…
Desde que estoy acá, la hinchada siempre se portó bien, nos respetó mucho; sin embargo, este año fue especial, se vio una unión que no la he visto en ninguna parte del mundo con la fanaticada. Peleando lo que estábamos peleando, el apoyo que nos han brindado fue increíble. Fueron a nuestras casas a brindarnos apoyo, han ido a recibirnos a la sede, pero lo del estadio en el último partido (contra Real Potosí) fue increíble. La hinchada que tiene Blooming no tiene nada que envidiarle a ninguna otra porque lo que hicieron los hinchas este año fue hacer historia.

_¿Cómo vivieron el partido contra Real Potosí?
Fue todo nervios. Todo el estrés, toda la preocupación que hemos vivido todo el año se volcó al último partido. Pero teníamos esa sensación de que por algo habíamos llegado hasta el final con una chance, por algo estábamos ahí con la posibilidad de salir adelante y dejar todo lo que podíamos darle al club. Gracias a Dios se dio positivo para nosotros.

_El estadio estaba lleno…, ¿eso fue positivo para ustedes o fue una carga adicional de responsabilidad?
Lo del estadio lleno nosotros ya lo veníamos palpitando, sabíamos que el estadio estaría así por el gran apoyo que nos venía dando la gente en especial en este segundo semestre. La verdad es que es una presión, pero presión del temor de fallarle a la gente…era ese partido, lo sabíamos nosotros y la gente igual. Motivante, claro que es…mirar para afuera y ver a la gente cantando. A pesar de la posición en que quedamos, es un partido que jamás voy a olvidar.

_¿Se te pasó por la cabeza que descenderían?
No, no se me pasó. Lo que sí se me pasó por la cabeza fue jugar el indirecto. La semana previa con Real Potosí tenía una gran tranquilidad por aquello de que estaba muy motivado y tenía la sensación de que ganaríamos, pero no sólo eso sino de que teníamos que ganar por más goles, que el final sería más tranquilo. Bueno, se dio así, como estuvimos todo el año, sufriendo y con nervios, pero se ganó, que era el objetivo.

_¿Qué esperás de la dirigencia para la nueva temporada?
A los dirigentes no podemos exigirles porque ellos saben hacer su trabajo. Sin embargo, quedó claro que cuando las cosas no se hacen bien por un largo tiempo, después se refleja en la cancha, lamentablemente. Espero de ellos responsabilidad, que cuiden muchísimo a la institución porque se vio este año que la institución no puede repetir lo del 2021 porque no sólo sufren los jugadores sino que los hinchas también. La gente es muy pasional en Santa Cruz. Ojalá puedan cuidar esta institución porque es muy grande y sagrada.

_¿A tus 34 años, sentís que tenés cuerda para rato o cómo te ves de acá a un par de años?
Con 34 años me siento bien. Claro, ahora tenés que cuidar un poquito las energías. Después los años dirán si puedo seguir o no. Hasta hoy no me he puesto un límite, será hasta que me den las piernas.

_¿Recibiste alguna oferta para cambiar de club en Bolivia o el extranjero este 2021 o antes?
Sí, he recibido, las he escuchado porque como futbolista uno no puede saber qué puede pasar. Llegó un momento crucial en el que tuve que decidir, lo hablé con mi familia...yo sabía que este semestre sería muy difícil, jodido; fue entonces que con mi familia decidimos quedarnos acá aunque algunos compañeros decidieron irse, no los critico, pero en lo personal dije que no podía hacerle un daño a la institución. Por eso decidí quedarme y ponerle el hombro a Blooming. Ahora no pienso irme más…hasta que ya no sirva…(risas)

_En estos años, ¿hubo alguna posibilidad de que pasés a Oriente Petrolero?
Sí, hubo esa posibilidad. Hubo un acercamiento, pero enseguida dije que ya tenía un acuerdo con Blooming para renovar…y como mi prioridad siempre fue Blooming entonces todo quedó en eso…

Comentarios