Escucha esta nota aquí

Tras las estatuas y la camiseta con la imagen de Maradona, fallecido hace un año a los 60, el Nápoles homenajeó al ídolo argentino con una goleada 4-0 a la Lazio (8º) para colocarse líder en solitario de la Serie A.

El equipo napolitano se aprovechó del nuevo tropiezo del Milan AC, que horas antes perdió en su estadio ante el Sassuolo (12º) por 3-1.

Con estos resultados, el Nápoles suma tres puntos más que el AC Milan (35 por 32). Le siguen Inter (31) y Atalanta (28) completando la zona Champions, después de superar el sábado a Venezia y Juventus respectivamente.

La Roma de José Mourinho, por su parte, es quinta (25 puntos) tras superar al Torino con un solitario gol del inglés Tammy Abraham (33).

Después de inaugurarse una estatua de Maradona el pasado jueves delante del Estadio San Paolo, rebautizado con el nombre del 'Pelusa' tras su muerte, este domingo se descubrió una segunda, dentro del templo napolitano, donde el '10' se convirtió en mito al guiar al equipo a ganar sus únicos títulos ligueros en 1987 y 1990.

Bajo una intensa lluvia, los napolitanos, que volvieron a vestir una camiseta con la imagen de Maradona, hicieron la diferencia rápidamente, marcando tres goles en la primera media hora.

El polaco Piotr Zielinski abrió el marcador (minuto 7) de un zurdazo dentro del área y después sentenció el belga Dries Mertens con un doblete, ambos de disparos con efecto con los que logró batir al veterano español Pepe Reina (10 y 29).

A final del partido, otro español, Fabián Ruiz, cerró la goleada con otro tiro muy colocado, para el 4-0 final (85).

- AC Milan entra en crisis -

Invicto hasta hace una semana,  el equipo dirigido por Stefano Pioli, que perdió por primera vez ante la Fiorentina (4-3) el pasado sábado en San Siro, volvió a caer en casa.

El Milan se había puesto por delante con un cabezazo tras un córner de Alessio Romagnoli (21).

La respuesta del Sassuolo no tardó (24), con un disparo con el interior de Gianluca Scamacca que entró por la escuadra de la portería defendida por Mike Maignan.

El delantero italiano estuvo en el origen del segundo gol de su equipo, con un disparo que rechazó Maignan y convirtió en propia puerta el defensa danés Simon Kjaer (33).

Cuatro días después del triunfo in extremis 1-0 ante el Atlético que le mantiene con vida en Champions, el Milan recibió un nuevo tanto, logrado por Domenico Berardi, espectacular con un regate y un remate por debajo de las piernas de Maignan (66).

Diez minutos después la pesadilla vivió su capítulo final con la expulsión de Romagnoli, tras una dura falta.

En los otros partidos disputados este domingo, Udinese (14º) y Génova (18º) igualaron sin goles, mientras que el Bolonia (9º) ganó 1-0 en la cancha de La Spezia (17º).

Comentarios