Escucha esta nota aquí

El Barcelona visita el martes (16:00 hb) al Nápoles en la ida de octavos de final de la 'Champions' en busca de un resultado que encarrile la eliminatoria y contribuya a borrar dudas sobre las posibilidades azulgranas en la máxima competición de clubes.

"Si queremos optar a la 'Champions' tenemos que seguir creciendo y mucho, porque creo que hoy por hoy no nos alcanza como estamos para poder pelear por la 'Champions'", advirtió el jueves pasado el capitán Leo Messi en una entrevista en el diario Mundo Deportivo.

 Una llamada de atención para un equipo que afronta uno de sus partidos más trascendentales de la temporada en una situación muy distinta de la que le llevó a clasificarse como primero de grupo destacado en diciembre.

Desde entonces, el cambio de técnico -Quique Setién por Ernesto Valverde-, las lesiones de Luis Suárez y Ousmane Dembélé, el fracaso en la Supercopa de España o los continuos problemas extradeportivos, han lastrado al equipo azulgrana, que tomó aire este fin de semana recuperando el liderato liguero, antes de reencontrarse con una competición continental que no gana desde 2015.

 - Un deseo de años –

"Es algo que deseo ya desde hace muchos años (ganar la Champions), desde que ganamos la última", aseguraba Messi, reconociendo que es una espinita que tiene clavada, especialmente tras las duras eliminaciones en Roma (2018) y Liverpool (2019).

 El capitán azulgrana fue el héroe de su equipo el sábado en la goleada 5-0 al Eibar con su póquer anotador, que, de paso, pone al Barça líder liguero con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid.

 Messi llega al encuentro en un gran estado de forma y como líder destacado de los goleadores del campeonato español con 18 dianas, lejos de los 13 de su más inmediato perseguidor, el francés del Real Madrid Karim Benzema.

 El argentino irá en el ataque junto a Antoine Griezmann. "Te refuerza la confianza marcar cinco goles y, además, que Messi marque cuatro goles es un refuerzo positivo con vistas a lo que viene", aseguró el técnico del Barcelona, Quique Setién, tras el encuentro contra el Eibar, en una semana que culminará el domingo con el clásico liguero contra el Real Madrid.

 El entrenador azulgrana dirigirá por primera vez a un equipo en la 'Champions': "Tengo mucha ilusión porque llegue ese partido", asegura, convencido de que el Barça puede "competir con todos los equipos".

 - Bajas sensibles –

El Barcelona podrá visitar al Nápoles con las bajas de Ousmane Dembélé, Luis Suárez y Jordi Alba, a las que se une la de Sergi Roberto, que sufrió una lesión muscular el sábado.

 Enfrente estará un Nápoles entrenado por Gennaro Gattuso, ganador de dos 'Champions' como jugador, que intenta ahora repetir la gesta como entrenador.

 "El Barcelona es un gran equipo, nos pueden poner en apuros. Nosotros tenemos que preparar bien el partido, tendremos opciones y nos la jugaremos", aseguró Gattuso, tras la victoria sobre el Brescia el fin de semana.

 En sexta posición en la Liga italiana, en zona de puestos europeos, el Nápoles aspira a mantener el rumbo en Liga de Campeones, donde pasó a octavos como segundo clasificado del grupo E, a un punto del Liverpool.

 Será la primera vez que el Nápoles se enfrente al Barça en competición continental con ganas de marcar este estreno con una victoria, para lo que probablemente confiará en Dries Mertens y Lorenzo Insigne delante para tratar de hacer daño, aprovechando los contragolpes que tanto domina el equipo italiano.

Comentarios