Escucha esta nota aquí

Otro penal, otra vez Sergio Ramos. Por la tercera vez desde la reanudación del campeonato, el Real Madrid venció gracias a una pena máxima convertida por su capitán, 1-0 al Athletic (8º) en San Mamés, este domingo en la 34ª jornada de la Liga.

Con este triunfo, el séptimo consecutivo, el Real Madrid (1º) tiene siete puntos de ventaja sobre el Barcelona (2º), que juega este domingo a las 16:00 en el estadio del Villarreal (5º).

Real Sociedad, Getafe y ahora Bilbao. En los tres últimos partidos clave el conjunto madrileño ha sobrevivido gracias a la sangre fría de Ramos, de 34 años, autor este domingo de su 10º gol en Liga con un penal convertido en el 73. 

Dani García estiró la pierna y pisó a Marcelo, que se quedó en el suelo. En un primer momento el árbitro no consideró penal, pero el VAR le avisó y después de que acudiera a repasar la jugada al monitor, castigó la jugada. Penal, gol y tres puntos para los blancos.

En la siguiente jugada fue Ramos el que pisó a Raúl García. El árbitro no señaló la acción ni tampoco recurrió al VAR. A cuatro partidos para finalizar, el gigante blanco queda a un paso de su 34º título de Liga.

Cuatro finales

Para Zinedine Zidane, que se empeña en repetir que su equipo "no ha ganado nada todavía", cada partido es una "final". Este desplazamiento a San Mamés, una 'catedral' del fútbol español sin público, era el último gran obstáculo, antes de enfrentarse al Alavés, Granada, Villarreal y Leganés.

Sin Eden Hazard, con una lesión en el tobillo derecho, ni Raphael Varane, con un golpe en las cervicales, el Real Madrid volvió a cimentar la victoria en una defensa inquebrantable y en la finura de Ramos, autor de cinco goles en siete partidos desde la reanudación.

Antes, en un partido sólido por las dos partes, Marcos Asensio, el francés Karim Benzema y el brasileño Rodrigo fueron los jugadores más peligrosos por el bando blanco. Por el Athletic Raúl García se encontró con el belga Thibaut Courtois en un cabezazo e Iñaki Williams puso en jaque a la defensa blanca con su velocidad.

Afortunadamente el final de temporada, fijado el 19 de julio, se acerca, porque el equipo blanco tiene cada vez más dificultades para marcar la diferencia: tras sus cómodos triunfos 3-1 y 3-0 ante Eibar y Valencia, el Real Madrid ha vencido en las tres últimas jornadas por la mínima (1-0).