Roberto Carlos Fernández y Jaume Cuéllar, son en estos momentos dos indiscutibles en la selección nacional. En ellos el técnico Zago ha puesto su confianza para pisar el área rival

19 de junio de 2024, 14:21 PM
19 de junio de 2024, 14:21 PM

Trabajo de gimnasio por la mañana y de campo por la tarde en el Trinity College Atletic Center, de Connecticut. Hasta allí llegó la selección nacional dirigida por Antonio Carlos Zago y ahí mismo volvió a resaltar el gran momento de Roberto Carlos Fernández y de Jaume Cuéllar, dos legionarios a los que se apuesta por ambos extremos.

Bolivia debuta este domingo (18:00 hb) en Texas ante el anfitrión en EEUU y cada vez hay menos dudas en torno al once que arrancará. Fernández, que dejó al ruso FC Baltika y que puede recalar en el polaco Legia de Varsovia, está en gran forma. Es rápido, encarador por izquierda y dueño de una potente pegada, virtudes que Zago no piensa desaprovechar.

Hizo un buen partido frente a Ecuador trepando de manera frecuente y aguantando a los espigados ecuatorianos cuyo nivel físico marcó diferencia. Participó menos ante Colombia, pero igual fue titular, siendo una vía de escape cuando la presión fue asfixiante. Se nota que ha evolucionado en su juego y está mejor que cuando arrancó este ciclo.

El otro que también es un indiscutible para Zago es Jaume Cuéllar. Milita en el Barcelona B de España y tiene la rebeldía que el brasileño busca. Juega como extremo por derecha y no solo fue titular ante Argelia, Andorra, México y Ecuador, sino que también apunta a arrancar frente a EEUU. Hace buenas diagonales lo que permite construir en ofensiva.

Jaume tiene roce, ya que además de formarse en España, jugó en el Calcio de Italia, en primera, para luego volver a la segunda del país ibérico en el Lugo. Hoy su realidad es el Barcelona B donde alterna, pero en la selección ya se ganó su espacio y no piensa cederlo, aunque asoman Lucas Chávez y Rodrigo Ramallo, dos jugadores en ascenso.

Antes Jaume venía y no jugaba, en cambio ahora es prioridad, aunque no estuvo ante Colombia por previsión. Fernández es más extremo que lateral, pero también tiene vocación de marca. Normalmente como enlace entre ambos juega Ramiro Vaca y delante de ellos Carmelo Algarañaz, que es la apuesta en ofensiva. Es a ellos a quienes el seleccionador confiará el ataque de la Verde.

Los demás legionarios son Gabriel Villamil, Boris Céspedes y Miguel Terceros, aunque alternan. Quizá Terceros es el que tiene más minutos en los últimos partidos, pero también ha respondido, como sucedió ante Ecuador cuando ingresó en el complemento y marcó. Él y Villamil, son más apuestas a futuro que presente y en esta etapa buscan aprovechar al máximo los partidos de exigencia que vienen.

Céspedes es para Zago el reemplazante natural de Leonel Justiniano en la zona de contención pero aún no ha logrado convencer a pleno. Así se viene Bolivia que buscará, con Roberto Carlos y Jaume Cuéllar, romper una mala racha de 3.297 días sin ganar en la Copa América.

LA VERDE EN PROCURA DE ROMPER UNA MALA RACHA EN ESTE TORNEO

Este domingo 23 de junio, la selección se enfrentará a su par de Estados Unidos en el partido inaugural del Grupo C de la Copa América 2024. Este encuentro, que se disputará en el AT&T Stadium de Texas, marcará el comienzo de la participación de ambos equipos en el torneo continental.

La selección boliviana, dirigida por el técnico brasileño Antonio Carlos Zago, llega a este partido con la ilusión de cambiar su reciente historial negativo en la Copa América. Bolivia ha conseguido apenas una victoria en sus últimos 30 partidos en el torneo, acumulando 12 derrotas consecutivas, la peor racha en su historia. Su último triunfo fue en 2015, cuando venció 3-2 a Ecuador.

Sin embargo, Zago y sus dirigidos tienen la esperanza de revertir esta situación y dar un golpe en el debut. Bolivia es la octava selección que más títulos ha ganado en la Copa América, con un campeonato obtenido como local en 1963, y un subcampeonato en 1997.

Por su parte, la selección de Estados Unidos, dirigida por Gregg Berhalter, encara esta edición de la Copa América como país anfitrión, tal como ocurrió en la Copa Centenario de 2016. Las Barras y las Estrellas quieren dar el batacazo comenzando desde este domingo.

DE TAQUITO

Premios. “Hemos tenido un comité ejecutivo con la participación de los capitanes, se les ha explicado que es una decisión congresal de ya no entregar bonos de participación, simplemente son premios por resultados trazados por cada una de las campañas y viáticos que corresponden a todas las selecciones”, dijo Costa, presidente de la FBF.

Viaje. De acuerdo a la planificación establecida por el cuerpo técnico, está previsto que este miércoles la delegación completa se traslade hasta Arlington, Texas, donde trabajará hasta el día de su estreno. El plantel está completo, no solo haciendo trabajo de campo y de gimnasio, sino también cámara hiperbárica.