Escucha esta nota aquí

Blooming dio en el clavo para paliar el momento crítico que le toca vivir por falta de recursos económicos. Una deuda de aproximadamente 3,5 millones de dólares originó que el actual directorio, que preside Juan Jordán, tome determinaciones drásticas. En otras palabras, ‘patearon el tablero’ con tal de buscar salidas rápidas y con visión de futuro.

Cuenta Jordán que su proyecto Unidad, un Sentimiento se fortaleció con la contratación del entrenador Erwin Sánchez, hoy DT del plantel profesional.

El ex jugador y DT del Boavista de Portugal aceptó el reto con la principal misión de acudir y reforzar la cantera para promocionar nuevos valores. Su experiencia en el fútbol europeo respalda su intención de darle un giro a la conducción del equipo profesional y a las mismas menores del club.

La decisión fue un riesgo, dice el titular celeste, porque debieron pedir al hincha celeste mucha comprensión y a la vez apoyo para afrontar una realidad, que a corto plazo puede cambiar con la puesta en marcha de iniciativas que van a fortalecer lo deportivo y lo institucional.

En otras palabras, pidieron paciencia porque ante la falta de plata para contratar refuerzos caros debían afrontar los campeonatos con un par de nuevas incorporaciones y el resto con jugadores jóvenes del plantel y de las divisiones menores.

Menores, con autonomía

Fue así que desde el 2018, la directiva de la academia optó por conformar una nueva estructura dirigencial exclusivamente para las divisiones menores, cuyo presidente elegido fue Juan Daza y se designó a Juan Pablo Melgar como gerente administrativo, dos conocidos bluminista de corazón.

En poco tiempo, Daza y Melgar armaron una estructura autónoma, que toma decisiones propias y genera sus ingresos para mantener una división, que en poco tiempo empieza a dar sus frutos.

Con 15 profesores

El crecimiento que ha tenido el universo de jugadores en las divisiones menores de Blooming es importante. La nueva administración que comanda Juan Daza ha sido vital para repunte, ya que las responsabilidades se han distribuido acorde a una nueva organización.

Actualmente, hay 15 profesores, entre entrenadores y preparadores físicos, que atienden a ocho categorías que van desde la sub-7 hasta la sub-19. A este grupo se suma el equipo del fútbol femenino y Academia, representativo que juega en la Primera A de la Asociación Cruceña de Fútbol. Todo el trabajo se hace en el predio de la sede celeste, ubicada en inmediaciones del octavo anillo de la avenida Beni.

También cabe mencionar a la escuela de fútbol, que acoge niños y jóvenes cuyos entrenamientos son de lunes a viernes y que están bajo la supervisión de tres entrenadores.

 

Comentarios