Escucha esta nota aquí

El exárbitro argentino Javier Castrilli, reconocido por su carácter fuerte y polémicas decisiones en el campo de juego, fue anunciado este miércoles como el nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la Asociación Nacional del Fútbol Profesional de Chile (ANFP).

"Mi función es transformarme en un gerente, por lo que seré yo la cara visible. Las autoridades de la ANFP y de la Federación no me dieron una responsabilidad simbólica, y no vendré a calentar una silla", dijo Castrilli en una videoconferencia en la que fue presentado en su nuevo cargo.

Castrilli fue conocido como "el Sheriff", apodo que se ganó durante sus 20 años de actividad como árbitro debido a la rígida forma en la que hacía respetar las reglas del fútbol y las polémicas decisiones que provocaron molestia entre jugadores y entrenadores, principalmente desde 1991 cuando comenzó a arbitrar en la primera división del fútbol argentino.

Una de sus más recordadas actuaciones ocurrió en 1992 cuando expulsó al mismo tiempo a tres jugadores del River Plate de Argentina y luego a su entrenador Daniel Pasarella en un partido ante Newell’s Old Boys, por el torneo argentino.

En 1996, le mostró la tarjeta roja al fallecido astro Diego Maradona, en un recordado partido entre Boca Juniors y Velez Sarsfield.

Tras dejar la actividad, el exjuez de 64 años ha participado en política en su país y también ha sido un duro crítico del VAR.

"El apego a las normas es el apego al respeto. Desde el fútbol se educa y los árbitros son docentes. Queremos que el fútbol tenga credibilidad. Los árbitros deben sentir el peso de la responsabilidad al ser instrumentos de la justicia, hay que recuperar la mística", aseveró.

La llegada de Castrilli se produce luego de la salida de su antecesor Jorge Osorio, afectado por las criticadas actuaciones de los árbitros en el torneo chileno.

Comentarios