Escucha esta nota aquí

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por su sigla en francés), con sede legal en Lausana, Suiza, aceptó la demanda que el pasado 7 de octubre presentaron Bolívar, Oriente Petrolero, Blooming, Wilstermann, Guabirá y Royal Pari, previo el pago de 1.000 francos suizos (aproximadamente 1.000 dólares) contra el actual comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que avala a Marcos Rodríguez como su presidente.

Las seis entidades afiliadas a la División Profesional acudieron al TAS para denunciar  irregularidades en los acuerdos del congreso extraordinario del 16 de septiembre y las resoluciones que tomó el comité electoral de la FBF tres días después.

El 16 de septiembre, el congreso extraordinario desconoció a Robert Blanco como presidente de la FBF por considerar que acudió a la justicia ordinaria (un falló constitucional lo reconoció como titular del máximo ente del balompié nacional) y ratificó las elecciones para el 14 de noviembre en un congreso de carácter ordinario.

El 19 de septiembre, el comité electoral abrió el proceso de elecciones y después habilitó al dirigente Fernando Costa, de Always Ready, como candidato a presidente pese a que los seis clubes referidos observan que no cumple con uno de los requisitos que exige el estatuto federativo.

Para la dirigencia de los clubes que apelaron al TAS, a partir del Amparo Constitucional, cuyo fallo favoreció a Robert Blanco, todos los actos del comité ejecutivo, que respalda la presidencia interina de  Rodríguez, quedaron nulos, incluidas las resoluciones del congreso y resoluciones del comité electoral.

Antonio De Quesada, responsable de Arbitraje, es el que firma el documento que se envió a los clubes y FBF.

De Quesada informó que en principio los clubes tienen la obligación de presentar documentación completa de su demanda, exigiendo detalles de los hechos con respaldo jurídico, que serán después remitidos a la FBF para que en un plazo de 20 días puedan responder.

Cabe destacar, que los clubes eligieron a Carlos Del Campo Colás como su Árbitro en el proceso, aunque sus abogados contratados para la defensa son los españoles Juan de Dios Castro Pérez y Rodrigo Martín Quiroz  Calderón; estos últimos son prestigiosos hombres de derecho en su país, reconocidos porque fueron asesores del crack argentino Lionel Messi en un caso que ganó ante FIFA (logró que le redujeran un castigo por su expulsión en el Mundial de Rusia).