Escucha esta nota aquí

Cuando el partido moría Marco Bueno paralizó los corazones de los hinchas refineros con un derechazo que se estrelló en el horizontal del arco defendido por Fernando Miguel, de Vasco da Gama. Fue el segundo más fatídico del partido que terminó igualado (0-0) entre bolivianos y brasileños la noche de este miércoles en el Tahuichi.

RESUMEN DEL PARTIDO

La jugada nació de los pies de Widen Saucedo. El lateral derecho envió un centro a los pies del mexicano que ingresó solo por la banda izquierda, controló y colocó el balón lejos del alcance del meta brasileño, que solo hizo vista a la trayectoria de la pelota, que terminó estrellándose en el horizontal y rebotando de nuevo al campo de juego.

Fue la jugada del partido que pudo cambiar la historia del choque disputado en el estadio cruceño. Después, no hubo tiempo para más, ya que el venezolano Argote decretó el final del encuentro. Oriente quedó eliminado y Vasco en la segunda fase de la Sudamericana, favorecido por el 1-0 logrado en Río de Janeiro en el partido de ida.

Comentarios