Escucha esta nota aquí

La doble fractura que sufrió el volante Matheo Zoch dejó al vestuario de Royal Pari golpeado. Los tres puntos que sumaron frente a Blooming (2-3) quedaron de lado al ver el duro golpe que recibió su compañero en su carrera futbolística, ya que su recuperación demorará más de un semestre. El vicepresidente del club, Stalin Villarroel, llegó hasta las lágrimas.

Cabizbajos y con la mente en el estado de su compañero Zoch, los jugadores del equipo inmobiliario conversaron después del partido y escucharon a Villarroel. “Es difícil, es una victoria agridulce por lo que ha pasado, pero yo les pido a ustedes que tomen (en cuenta) este episodio (…)”, expresó el directivo en medio del silencio que manifestaba el ánimo del grupo.

“Hoy unámonos porque hay tiempo para todo; hay tiempo para alegrarse y para llorar también. Y hoy acompañemos a Zoch porque les veo sus caras, sé lo que sienten”, agregó Villarroel que no se aguantó el llanto por la doble fractura (tibia y peroné) que sufrió Zoch. 

¿Qué pasó?

Cuando corría el minuto 77 del encuentro entre la academia y el inmobiliario, Zoch y Urapuca intentaron llegar al balón; primero lo hizo Matheo y Leonardo le entró con un planchazo hacia la pierna derecha, ocasionándole el cuadro que fue oficializado por el club cruceño.