Escucha esta nota aquí

Las redes sociales reflejaron la consternación que causó el fallecimiento de Elías Escóbar, más conocido como ‘Caimán’. Un fisioterapeuta que le dedicó su vida al club San José de Oruro y que, a pesar de las adversidades, no ‘abandonó el barco’ hasta que perdió su batalla contra el coronavirus.

El ‘amante del santo’ contrajo el virus hace algunas semanas, pero a finales de julio empezó a complicarse y los hinchas del único equipo profesional de la ciudad de Pagador iniciaron una campaña solidaria. Gestionaron un tanque de oxígeno para ayudarlo a respirar, después pidieron plasma hiperinmune y posteriormente buscaron una clínica con terapia intensiva.

“Falleció en la clínica San Agustín, en terapia intensiva. Se le realizó la primera transfusión de una unidad de plasma, pero la segunda requerida no dio tiempo”, contó a DIEZ un cercano de Escóbar que todavía no acepta su partida.

Escóbar inició su camino con San José en 1980, como utilero. Luego se fue a Independiente de Sucre y en 2002 retornó como fisioterapeuta. Celebró los títulos del equipo santo en 1995, 2007 y 2018. También lo acompañó en sus presentaciones internacionales.

“La Federación Boliviana de Fútbol expresa sus más sentidas condolencias a la familia y amigos de Elías Escóbar, pidiendo a Dios resignación y fortaleza en estos duros momentos”, dice el comunicado de la FBF.

Futbolistas como Rodrigo Ramallo, que ahora milita en Always Ready, reflejaron su dolor. “Viejito querido, no sabes el dolor que dejas con tu partida (...). Querido ‘Caimán’ siempre vivirás en nuestros recuerdos, sobre todo en los míos. Tu compañerismo, (tus) bromas al darme un masaje, (muchos) momentos de charlas mateando. (Tantas) tristezas, como glorias que pasamos juntos”, escribió el delantero.