Escucha esta nota aquí

El 'plan sorpresa' del director técnico de la selección boliviana, César Farías, lo dio a conocer este sábado. Se trata de apostar a dos equipos para enfrentar primero a Brasil, de visitante, y luego a Argentina, de local, el 9 y 13 respectivamente, por las eliminatorias sudamericanas.

El grupo de Santa Cruz, que está integrado por 32 jugadores, trabajará desde este lunes hasta el inicio de las eliminatorias. Pareciera bastante tiempo, pero los entrenamientos de los futbolistas primero serán solitarios, y luego irán en aumento de a dos y tres, respectivamente, hasta que en unos 20 días recién se puedan realizar trabajos normales con todos juntos.

El segundo grupo, que lo integran 25 jugadores, en un primer momento, se concentrará en La Paz del 1 al 10 de septiembre, que es la fecha FIFA anterior al inicio de las clasificatorias para el Mundial de Catar 2022. Estos jugadores volverán a ser llamados diez días antes del comienzo de las eliminatorias, cuando sus clubes no pueden negarse a cederlos, por mandato FIFA. Los futbolistas son de Bolívar y Wilstermann, equipos que están alistándose para competir en el reinicio de la fase de grupos de la Copa Libertadores desde mediados de septiembre.  

Algunos de los 57 jugadores, de acuerdo a sus rendimientos, podrán estar en los dos partidos ante las potencias mundiales, en el llano y en la altura. En la nómina falta incluir a algunos legionarios como Marcelo Martins, del Cruzeiro de Brasil, y Alejandro Chumacero, del Puebla de México.

Se decidió convocar a este número de futbolistas para estar preparados en caso de bajas por contagios de Covid-19 o por lesiones, que son comunes cuando se vuelve a los entrenamientos en cancha después de bastante tiempo. /(15 AGO 2020)