Escucha esta nota aquí

Erwin Saavedra formó parte de un medio campo que no funcionó. Hizo el gol y nada más. Desparramó ganas como también lo hicieron el resto de sus compañero, pero formó parte de una estructura futbolística, que lamentablemente no pudo administrar bien la pelota y solo reaccionó para atrincherarse en su zona y desde ahí luchar para evitar que Paraguay descargue toda su artillería.​

“El primer tiempo jugamos mejor, pero jugar con uno menos fue complicado y por eso pagamos caro con el resultado adverso. No supimos aguantar con diez hombres (expulsaron a Jaume Cuéllar en los últimos minutos del primer tiempo) el asedio del rival. De todas formas, la actitud del equipo es para destacar. Ahora se vienen tres partidos duros y hay que sacarlos adelante”, dijo el volante de Bolívar.

Pese a la derrota, que no es del agrado de nadie, Saavedra dijo sentirse contento de volver a jugar en una región donde defendió los colores del Goias en el 2017.

Comentarios