Escucha esta nota aquí

Todo un escándalo mundial en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, donde jugaban Brasil y Argentina por las eliminatorias al Mundial Catar 2022. El encuentro se paralizó a los 5 minutos por intervención de autoridades sanitarias brasileñas.


El árbitro venezolano Jesús Valenzuela se vio obligado a suspender el encuentro debido a que dichas autoridades ingresaron a la cancha para evitar que Dibu Martínez, Cuti Romero, Giovani Lo Celso, además de Emiliano Buendía, que quedó fuera del banco, disputaran el encuentro.

Se trata de los futbolistas que militan en clubes de la Premier League de Inglaterra y que antes del encuentro habían sido acusados de incumplir el protocolo sanitario en Brasil.

Comentarios