Escucha esta nota aquí

Robert Blanco empezó a conformar su equipo de trabajo esperanzado en que le favorecerá el fallo que el Tribunal Departamental de Justicia emitirá a fines del presente mes, por el amparo constitucional que interpuso el pasado 3 de mayo contra el comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

El ex directivo de Destroyers confirmó que está en sus planes fichar a Marco Antonio Etcheverry para que ocupe el cargo de Director Ejecutivo, responsabilidad que a su criterio puede cumplir dada su destacada trayectoria como futbolista en la que fue embajador boliviano en los clubes que defendió en el exterior.

Blanco adelantó que como presidente de la FBF tendrá como colaboradores a gente que conoce y ama el fútbol boliviano, pues el objetivo es ofrecer credibilidad para cumplir una buena gestión. Aunque no lo confirmó, se supo que Carlos Aragonés y Rubén Tufiño también podrían formar parte de su grupo de trabajo.

“El comité ejecutivo que está al mando de Fernando Costa quiere hacerme quedar mal al decir que soy la causa del caos en el fútbol boliviano. No es así porque solo estoy pidiendo que se respeten mis derechos y que fueron vulnerados pese a que en julio del año pasado gané un amparo constitucional”, dijo Blanco, que en abril de 2018 juró como vicepresidente primero de la FBF, pero tras el fallecimiento de César Salinas (julio de 2020)asumió la presidencia  Marco Rodríguez, que representaba al fútbol aficionado.

Comentarios