"Estoy tranquilo, contentísimo con los 26 que tenemos. Si no está uno, jugará otro y sé que están preparados para competir también a un nivel altísimo", valoró De la Fuente en rueda de prensa tras el partido

6 de julio de 2024, 10:27 AM
6 de julio de 2024, 10:27 AM

Dani Olmo y Mikel Merino, los héroes españoles en los cuartos de final de la Eurocopa-2024 contra Alemania, saltaron al campo desde un banquillo que ha ofrecido calidad y alternativas a Luis de la Fuente durante el torneo, y al que deberá recurrir contra Francia por las lesiones y sanciones.

En la sufrida victoria contra los anfitriones (2-1), el central Robin le Normand, apercibido ya contra Italia en fase de grupos, recibió su segunda tarjeta amarilla, mientras que el lateral derecho Dani Carvajal fue expulsado en la última acción del partido.

Ambos se perderán las semifinales contra Francia, al igual que Pedri, lesionado en la rodilla a los 4 minutos de partido contra la 'Mannschaft' luego de una entrada de Toni Kroos.

Los tres jugadores forman parte del once preferido del seleccionador español, que deberá recurrir para el partido contra los 'Bleus' al fondo de armario que ya ha brillado en este torneo.

"Estoy tranquilo, contentísimo con los 26 que tenemos. Si no está uno, jugará otro y sé que están preparados para competir también a un nivel altísimo", valoró De la Fuente en rueda de prensa tras el partido.

"Sin correr también se gana"

Dani Olmo, elegido el viernes Jugador del Partido luego de su gol y asistencia tras sustituir a Pedri, destacó en rueda de prensa la importancia del seleccionador en esa energía que mantienen los jugadores suplentes.

"Es un motivador nato, nos tiene siempre a tope a toda la plantilla", valoró el futbolista del Leipzig, que apunta a titular contra Francia como reemplazo de Pedri.

En la defensa, el veterano Jesús Navas, que ya fue titular contra Albania, o el defensa Nacho, titular contra Croacia y que disputó la segunda mitad contra Alemania, son los recambios naturales de Carvajal y Le Normand.

Pero contra Alemania no fueron los cambios obligados los que dieron que hablar, si no las decisiones tácticas de Luis de la Fuente, que retiró a Lamine Yamal (63) por Ferran Torres y a Nico Williams (80) por Mikel Merino, con el objetivo de ralentizar el juego.

Luego de que Florian Wirtz llevase el partido a la prórroga (89), España sufría sin velocidad para castigar al contraataque a los alemanes, una situación que no pareció inquietar al seleccionador.

"Se ha demostrado que igual sin correr se gana también el partido, y se necesitaba eso: correr menos y tener más contundencia en los últimos metros", justificó De la Fuente, valorando una vez más la versatilidad de su plantilla.

Un grupo sin egoísmo

La apuesta le salió bien: Mikel Oyarzabal, jugador que ha contado con minutos en los cinco partidos, tuvo dos ocasiones antes del gol de Merino, que también ha disputado todos los encuentros de la 'Roja' en la Eurocopa.

"Creo que nuestra principal fortaleza es la amistad, la hermandad, el espíritu de equipo. Todos están concentrados en el objetivo principal y no son egoístas", destacó esta semana Merino en un encuentro con medios internacionales, sobre la buena mentalidad de los jugadores, independientemente del número de minutos que tenga cada uno.

El martes, en Múnich, España tendrá otro duro desafío contra Francia, que llega con todos sus jugadores disponibles.

Contra Kylian Mbappé y compañía, el fondo de armario de España dispondrá de una nueva oportunidad de dar por buenas las declaraciones de Sylvinho.

"El segundo equipo español puede jugar la final y ser favorito", avisó el seleccionador de Albania, antes de enfrentarse a una 'Roja' llena de suplentes en el Grupo B.