Escucha esta nota aquí

“En la muerte de Diego hubo negligencia, imprudencia e impericia”, disparó en los micrófonos de Radio Rivadavia de Argentina Alfredo Cahe, el ex médico de cabecera del desaparecido Maradona. Además, reveló que tras su operación por un hematoma en la cabeza no tuvo la atención necesaria.

Cahe, que comandó la rehabilitación de Diego contra las adicciones en Cuba, aseguró que no debió ser dado de alta después de su cirugía. Además, que no fue monitoreado como lo requería su cuadro. “Maradona no estaba en condiciones de alta y tampoco estaba profundamente chequeado”, afirmó el profesional.

También cuestionó las condiciones en la que vivió sus últimos días, ya que intentaron adaptar una casa en Tigre para su internación domiciliaria, pero no lo lograron. “No se lo cuidó como correspondía. Tendría que haber permanecido internado, no en una casa que no estaba preparada”, remarcó.

Cahe visitó a Maradona cuando estuvo en la Clínica Los Olivos y, con su experiencia, se da licencia para observar el seguimiento que le hicieron a Maradona.

“Estoy en un estado de conmoción. En tantas salidas con Diego durante 33 años y tantos altos y bajos que hemos tenido, falleció de una manera insólita. Realmente uno trata de explicarse o de tener noción de qué es lo que realmente pasó, ¿no?”, concluyó.

Comentarios