Escucha esta nota aquí

Robert Blanco, ex presidente de Destroyers, se mantiene sedado y en terapia intensiva de la clínica Foianini, donde el jueves fue internado de emergencia porque sufrió dos infartos que le ocasionaron también un derrame cerebral.

Jorge Montero (cardiólogo) y Gueider Salas (neurólogo) son los médicos que lo atienden en dicho centro de salud.

Carlos Blanco, presidente de Destroyers, informó este viernes por la mañana que su hermano fue operado de la cabeza para extraerle coágulos de sangre, que lo dejaron por doce minutos sin señales vitales y sin que fuera posible estimular su reacción.

“Nos informaron en la clínica que le harán una  nueva tomografía para establecer el grado de la inflamación. Hay que tener paciencia. Ojalá que en las próximas 48 horas Robert mejore”, dijo muy preocupado el directivo destroyista.

Comentarios