Escucha esta nota aquí

El exdelantero nigeriano Chinedu Obasi denunció que le pidieron dinero para ir al Mundial 2014 con la amenaza de no formar parte del combinado africano para la cita en Brasil.

Obasi, que tiene actualmente 33 años, jugó su último partido con las Super Águilas en 2011, y en enero quedó libre tras acabarse su contrato con el AIK sueco, aunque su mejor época fue cuando defendió los colores del Hoffenheim y del Schalke, ambos clubes de la Bundesliga alemana.

"Se suponía que iba a estar en el Mundial de 2014; había jugado con el Schalke en la Liga de Campeones y todo había ido bien. Al final de la temporada, recibí una invitación para jugar unos amistosos de preparación en Sudáfrica", explicó Obasi en las redes sociales.

"Dos días antes de que se diese la lista, me pidieron dinero si quería estar en el equipo", añadió.

Obasi, que ganó la plata olímpica en Pekín 2008 y jugó el Mundial 2010, denunció que su ausencia en la Copa del Mundo 2014 hizo fracasar su fichaje por un equipo de la Premier League.

No obstante, Valere Houdonou, que formaba parte del cuerpo técnico de la selección nigeriana en aquella época, explicó hace seis años que Obasi no tenía suficiente nivel para estar en la lista final para el Mundial, en comparación con otros delanteros como Peter Odemwingie y Ahmed Musa.

"Fue invitado como cualquier otro jugador de podía potencialmente ir a la Copa del Mundo, porque el cuerpo técnico quería llevar lo mejor a Brasil", explicó Houdonou. "La pregunta es: ¿a qué delantero hubiese podido sustituir. Se quedó fuera de la lista porque no podía desplazar a nadie en el equipo", añadió.

Pero otro exinternacional Daniel Amokachi, que también formaba parte del cuerpo técnico que en 2014 dirigía Stephen Keshi, culpó también a los jugadores "de los pagos de dinero en nuestro fútbol".

"Los agentes de jugadores van a ver a los entrenadores para ofrecerles dinero si sus jugadores son seleccionados", denunció el que fuera delantero el Everton, que jugó los Mundiales de 1994 y 1998.

"También hay dirigentes y entrenadores que se convierten en agentes y que tratan de influir en favor de sus intereses", añadió.

Las autoridades nigerianas investigan a dirigentes de la federación de fútbol del país presidida por Amaju Pinnick han sido acusados de corrupción.