Escucha esta nota aquí

El exgoleador argentino Hernán Crespo dejó la dirección técnica del Sao Paulo este miércoles, luego de una seguidilla de malos resultados y un rendimiento por debajo del esperado en la liga de Brasil.

"La decisión fue tomada de común acuerdo después de una conversación entre el entrenador y la directiva", indicó el tricolor paulista en un comunicado, en el que agradeció al orientador y su cuerpo técnico.

"De inmediato, el club abrirá un proceso en el mercado para buscar un nuevo entrenador", agregó el boletín.

Crespo, de 46 años, asumió el banquillo del Sao Paulo en febrero tras ganar la Copa Sudamericana y la Recopa Sudamericana de 2020 con el modesto Defensa y Justicia de Argentina.

El ex atacante de la Albiceleste, que como jugador tuvo una exitosa carrera con equipos italianos como Parma, AC Milan, Lazio e Inter de Milán, así como el Chelsea de Inglaterra, aterrizó pisando fuerte en la metrópoli latinoamericana.

Los tricolores ganaron el Campeonato Paulista en mayo al vencer en la final al Palmeiras, un trofeo que no alzaban desde 2005 y que rompió una sequía de títulos de ocho años.

El triunfo contra un rival enconado y la apuesta por el fútbol ofensivo impulsaron al entrenador, pero el apoyo fue decayendo por un flojo inicio en el Brasileirao, llegando a estar incluso en zona de descenso, y eliminaciones prematuras en la Libertadores (cuartos ante Palmeiras) y Copa do Brasil (cuartos ante Fortaleza).

Aunque con el pasar de las fechas mejoró en el campeonato brasileño, el Sao Paulo está en la posición 13, a tres puntos de la zona de descenso, a falta de doce jornadas para el final del torneo. El equipo además arrastra una racha de cinco empates consecutivos.

Al mando del Sao Paulo, Crespo lidió con la inesperada salida del experimentado lateral brasileño Dani Alves, quien abandonó el equipo a principio de septiembre por impagos millonarios.

En el estadio de Morumbí, el orientador argentino tuvo a su cargo a hombres experimentados como el zaguero Miranda (ex Atlético de Madrid) y el italobrasileño Éder (ex Inter de Milán).

Con el adiós del exartillero, el campeonato de Brasil, en el que compiten veinte elencos, queda con cuatro entrenadores extranjeros: el portugués Abel Ferreira (Palmeiras), el argentino Juan Pablo Vojvoda (Fortaleza), el uruguayo Diego Aguirre (Internacional) y el paraguayo Gustavo Florentín (Sport Recife).

Comentarios