Escucha esta nota aquí

Las denuncias de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) sobre la supuesta extorsión que el DT de la selección boliviana, César Farías, realiza a los jugadores, con la amenaza de que no serán convocados si apoyan las demandas de su gremio y si no firman contrato con su empresa deportiva, cobraron más fuerza. El técnico de Aurora, Julio César Baldivieso, y el ente que aglutina a los futbolistas afirmaron que hay varios afectados y no solo tres, que son los que decidieron dar sus testimonios para que se investigue.

Hace una semana, Fabol explicó que la supuesta extorsión se da cuando el representante legal y uno de los socios de la empresa 360 Invictus, Fabián Mendoza, se comunica con los jugadores para ofrecerles sus servicios y les garantiza la convocatoria a la selección, ya que mantiene una estrecha relación con el entrenador venezolano. Desde la FBF aseguraron que Farías no se referirá al tema. También se intentó hablar con Mendoza, pero no respondió a las llamadas.

Luego, el martes, Paniagua, secretario general de Fabol, reveló los nombres de los afectados y que decidieron pronunciarse: Samuel Galindo y Fernando Saucedo, de Always Ready, y Moisés Calero, de The Strongest. Presentó la denuncia ante la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para que sea remitida al Tribunal de Disciplina Deportiva. De este grupo, Galindo aseguró que recibió una llamada de Fifpro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales) para que dé su versión. Supuestamente, no fue convocado a la selección porque apoyó las medidas de presión de Fabol.

Este miércoles, volvió a hablar Paniagua asegurando que no solo son tres los afectados, sino varios, pero que no quieren dar a conocer sus nombres por temor a represalias. “Sabemos de varios casos, pero mientras los futbolistas no nos dan sus testimonios no podemos dar los nombres por el temor de ellos a las represalias”, sostuvo Paniagua, que reclamó porque hasta el momento el comité ejecutivo de la FBF no remitió la denuncia ante el Tribunal de Disciplina Deportiva. “Igual, Fifpro está investigando, y una vez tenga todos los elementos pasará la información a la comisión de ética de la FIFA”, dijo.

En la misma línea, Baldivieso aseguró que varios de los jugadores que han estado a su mando ya le habían informado de esta situación, y que por ello exigía que se investigue. “Entre cinco y seis jugadores ya me habían dicho que no iban a la selección porque no firmaban con la empresa que tiene relación con Farías. Cuando una persona te lo dice puedes dudar, pero cuando te lo dicen varias se vuelve verdad”, sostuvo.

Osorio reúne pruebas 

El representante de futbolistas Rodrigo Osorio aseguró que no es la primera vez que escucha sobre la promesa de una convocatoria a la selección boliviana. Dijo que recabará pruebas para iniciar las acciones legales pertinentes.

“Los futbolistas que represento siempre me han comentado: me llamó tal persona (Fabián Mendoza) y me prometió que, si firmaba con él, sería convocado a la selección boliviana. Siempre me lo dijeron”, contó Osorio a DIEZ.

De taquito

Demandado. Sobre el jugador del Tigre, Moisés Calero, Osorio informó que 360 Invictus lo está demandando por $us 4.500 porque supuestamente infringió su contrato. “Intentó (Mendoza) amedrentarlo”, dijo brevemente. Mientras que Calero evitó referirse al tema.

Dirigente. Andrés Costa, vicepresidente de Always Ready, dijo que analizará el tema para declarar, luego de que Samuel Galindo afirmara que él le informó que Farías lo llamó para decirle que, junto a Fernando Saucedo, no serían convocados a 'la verde' porque se unieron a la protesta de Fabol.