Escucha esta nota aquí

Romer Osuna Áñez falleció a los 76 años a consecuencia de una neumonía, que no pudo superar. Osuna Áñez fue tesorero de la Conmebol por 27 años y presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (1986-1988). Supo meterse en la cúpula del fútbol del continente como uno de los colaboradores más importantes en la gestión del también fallecido Nicolás Leoz (murió el 29 de agosto de 2019).

Osuna dejó de existir este lunes cerca de las 10:00, aproximadamente, en la clínica Foianini donde fue ingresado hace ocho días por un paro cardiorrespiratorio, que después se complicó por otras afecciones que deterioraron su salud. El cruceño estaba casado con Martha Baldomar con la que tuvo cuatro hijos.

El cuerpo del exdirigente es velado en la sala Esperanza del salón Las Misiones, ubicado en la avenida Canal Cotoca, casi segundo anillo. Tras enterarse del deceso varios dirigentes y exdirigentes del fútbol cruceño se comunicaron con la familia para darles los pésames, informó a DIEZ un familiar del fallecido.

El exdirigente estaba alejado de toda actividad ligada al fútbol a raíz de una sanción de por vida que le impuso la Comisión de Ética de la FIFA, que lo acusó de supuesta corrupción cuando ejercía sus funciones en la Conmebol.