Escucha esta nota aquí

César Farías destacó este jueves, en conferencia de prensa, el rendimiento de sus dirigidos más allá del empate de local ante Colombia (1-1) y que por errores del árbitro venezolano Alexis Herrera no se pudo conseguir la victoria.

El entrenador de la selección considera que condicionar el juego de Adrián Jusino a quien amonestó a los 26 minutos sin merecer la tarjeta amarilla y no cobrar un claro penal a los 38 minutos por la mano del lateral William Tesillo, fue perjudicial para Bolivia, cuya propuesta, según él, fue ganar el partido.

  “La fortuna y las decisiones arbitrales hicieron que el partido terminara en empate. Fue una mano muy clara y ni siquiera se revisó el VAR (video arbitraje). Eso modificó el partido totalmente. La primera amarilla sobre nuestro central tampoco lo fue. Por eso me queda un poco de duda y tristeza”, dijo el venezolano agregando que ante los errores de Herrera, que generan "suspicacia", el presidente de la FBF, Fernando Costa, le informó que hará un reclamo ante la FIFA.

Farías dijo que no tiene nada que recriminar a sus dirigidos sobre el partido y el resultado, pues mostrando cifras quedó convencido de que se mereció mejor suerte.

“Tuvieron mayor posesión de la pelota, intentaron por dentro y por fuera con 22 remates al arco. Tiraron 36 centros e hicieron 427 pases ante un rival muy importante de Sudamérica. En los números seguimos igual en la tabla porque seguimos a tres puntos de Colombia. Todo sigue cerrado. Lo importante es que hemos crecido en el juego. Queríamos más en este partido, pero desafortunadamente el no revisar el Var impidió otro resultado. De todas formas, igual me quedo muy contento con el desempeño de nuestros jugadores”, subrayó.

Comentarios