Escucha esta nota aquí

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, se reunió el jueves con el Ministro de Deportes, Milton Navarro, con el fin de que el Gobierno ayude, una vez se flexibilice la cuarentena, a la implementación de un sistema de bioseguridad que proteja a los jugadores de posibles contagios por el coronavirus.

Salinas participó de la cita con algunos de sus colaboradores en la FBF en oficinas de la máxima autoridad del deporte nacional. En la oportunidad analizaron las opciones que hay para proceder a los protocolos que la FIFA y Conmebol han elaborado para que los equipos lo apliquen primero a los entrenamientos a campo abierto y después para los partidos oficiales. El objetivo es que el Gobierno pueda dar una mano en este operativo de salubridad que se implementará una vez se retome la temporada, que quedó paralizada desde el pasado 15 de marzo.

La preocupación de la FBF y en especial de los clubes de la División Profesional son los costos que generarán estos protocolos, tomando en cuenta que la exigencia será a cada club, que por un test personal debe pagar entre 25 y 100 dólares. A  todo esto se suma los insumos de salubridad que deben adquirir para utilizarlos para desinfectar campos de  juego, camarines y a todo el personal que trabaja cerca de los jugadores y cuerpo técnico.

En este tema, los médicos de los 14 clubes del fútbol profesional ya dieron pasos importantes. El miércoles tuvieron una reunión de videoconferencia en la que establecieron que elaborarán procedimientos unificados a fin de que todos los puedan utilizar en sus respectivos planteles.

Navarro y Salinas quedaron de volver a reunirse la próxima semana para retomar el tema.