Escucha esta nota aquí

La Federación Boliviana de Fútbol continúa con su plan de imponer condiciones sobre los derechos de televisión, sin tomar en cuenta las obligaciones contraídas en los contratos firmados con anterioridad.

La semana que pasó, le dio un plazo de cinco días a Sport Tv Rights (STVR) para que defina si hará uso de la opción del derecho preferente que obtuvo al aumentar $us 1 millón el contrato a solicitud de los clubes.

Ahora ignoró el documento firmado en 2016, que señala que STVR tiene 60 días para responder a la cláusula de preferencia.

En diciembre hizo caso omiso a la licitación lanzada en agosto, y llamó a otra subasta por los derechos de televisión, a la que solo se presentó la empresa Telecel, ofertando $us 48.650.000.

La FBF llamó a tres licitaciones hasta el momento. La primera fue declarada desierta por la pandemia del Covid.

A principios de este mes, STVR conminó a la FBF a que en un plazo de 72 horas “reestablezca la relación contractual que nos pertenece”. El plazo ya se cumplió hace dos semanas.

Comentarios