Escucha esta nota aquí

El comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol, a la cabeza de Fernando Costa, tiene la esperanza de que la sala cuarta del Tribunal Departamental de Santa Cruz se rectifique en sus medidas cautelares para viabilizar que se reanuden las competencias en el fútbol boliviano.

En conferencia de prensa, en la que Costa estuvo acompañado este lunes de Gustavo Camacho, asesor de la FBF, explicaron que el paro de los campeonatos de la División Profesional fue por decisión de 10 de los 16 clubes afiliados así como de ocho de las nueve asociaciones que forman parte de la División Aficionados y que están en contra del amparo constitucional que interpuso Robert Blanco el pasado 3 de mayo para que lo restituyan como presidente de la FBF.

El fin de semana pasado, Blanco aclaró que la medida cautelar del tribunal cruceño no impedía el normal desarrollo de los campeonatos por lo que considera una decisión arbitraria e ilegal de clubes y asociaciones que han sido sorprendidos en su buena fe.

Sobre esto último, Camacho dijo que la FBF nada puede hacer en estos momentos por el proceso que encara el comité ejecutivo, pues hacer lo contrario sería cometer un desacato a lo resuelto por la justicia.

Además, el asesor de la FBF considera que la situación del ente matriz del balompié nacional es complicada, pues de ser favorable a Blanco el fallo del Tribunal Constitucional de Santa Cruz se viene un caos que puede llevar a que Bolivia sea castigada por Conmebol y FIFA.

“Si el fallo favorece a Robert Blanco todo lo que se hizo desde julio del año pasado queda nulo. Esto implica que se anularía el desenlace del campeonato y hasta los ascensos y descensos”, sostuvo Camacho.

​ 



Comentarios