Escucha esta nota aquí

Una cumbre entre dirigentes y capitanes de los dieciséis equipos de la División Profesional organizó para este viernes, en Cochabamba, desde las 14:00, la Federación Boliviana de Fútbol, en el intento de encontrar una solución a la crisis que entorpece el arranque del campeonato nacional 2021.

La FBF dejó de lado a la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (Fabol), al desconocer su representación, y trata de anularla totalmente convocando a los representantes de cada equipo para encontrar a la normalidad.

Asimismo convocó a los dirigentes de los clubes que componen la Primera división, para analizar la situación y encontrar una salida a la misma.

“Entablar diálogo con los representantes de cada club de la División Profesional, en una reunión programada para el viernes 12 de marzo, en la sede de Cochabamba”, señala la resolución emitida convocando al decisivo encuentro.

La entidad matriz convoca al diálogo pero a la vez advierte a los futbolistas que si no existe un acuerdo que permita que los equipos jueguen con sus planteles profesionales, recurrirán a los tribunales deportivos para que apliquen sanciones.

El documento indica que los dirigentes están de acuerdo con continuar con el calendario de partidos establecido, y aseguran la disputa de la segunda fecha del campeonato este fin de semana, indicando al mismo tiempo que si no se juegan los partidos, "cada representante de club iniciará las acciones pertinentes ante los tribunales de la FBF, de acuerdo al Reglamento del Estatuto de la FBF y del Código Disciplinario".

Medios de La Paz informan que el titular de la FBF, Fernando Costa, propondrá suspender el campeonato sin goce de haberes a los futbolistas si mantienen lo que él considera la “huelga ilegal”, e iniciar de inmediato un torneo de reservas.

El campeonato oficial tenía que empezar a disputarse el martes, pero su inicio fue caótico e irregular, por la negativa de los futbolistas afiliados a Fabol a arrancar la temporada si la FBF no cumple con ciertas exigencias planteadas hace más de un mes, entre ellas la anulación del Tribunal de Apelaciones integrado solo por representantes de los dirigentes.

Los planteles de Real Santa Cruz, Wilstermann, Nacional Potosí, The Strongest, Blooming, Guabirá, San José, Palmaflor, Independiente, Oriente Petrolero y Aurora se negaron a jugar.

Comentarios