Escucha esta nota aquí

Marcos Rodríguez, que preside la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) con el respaldo de cuatro de los cinco miembros de su comité ejecutivo, fue aprehendido este jueves por la tarde en La Paz por policías civiles Anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) debido a las denuncias de hechos de corrupción que hicieron en su contra miembros de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol); los clubes Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá y otros de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF).

Los que comandaron la ejecución de esta medida fueron los abogados Javier Cordero y Rose María Barrientos, fiscales de materia de la Fiscalía Especializada Anticorrupción y Legitimación de Ganancias ilícitas, delitos aduaneros y tributarios de Santa Cruz.

Los delitos específicos que se le imputan a Rodríguez tienen que ver con el sobreprecio en la compra de los terrenos para la construcción de la Casa de la Verde (centro de alto rendimiento para la selección) y egresos de dinero con descargos dudosos.

El recurso también es en contra de Aramayo, Rocabado, Cornejo, Decormis, Limber Cardozo Huarachi, Noel Montaño Cabrera, Ana Karen Justiniano Martínez, Pablo Salomón Jiménez, Lito Alain Ramírez Jiménez, Tatiana Coca Vaca, Pedro Alberto Jiménez, Lixia Martínez De Justiniano, Jorge Ricardo Algarañaz Mercado, Natalio Herminio Sanjinés Saldivar, Wilson Martínez, Carola Téllez Claros y Freddy Téllez Claros, todos allegados a la FBF.

Cerca del mediodía de este jueves, policías de la FELCC llegaron al hotel Europa, donde se tiene previsto que, desde este viernes, se desarrolle el congreso de la FBF, en busca de Rodríguez y del resto de los integrantes del comité ejecutivo para ejecutar la misma orden. No los encontraron.

En un primer momento se creía que la orden de aprehensión era por el desacato al amparo constitucional que ganó Roberto Blanco y que lo reconoce como presidente de la FBF.

Minutos después, se conoció una resolución del Tribunal Constitucional de Sucre, que dejaba en suspenso toda medida ejecutoriada contra Rodríguez y el comité ejecutivo.

Esta novedad originó que el dirigente pandino vaya el estadio y vea el partido que la selección jugó contra Ecuador desde la tribuna.

Sorpresivamente en ese momento fue que los policías de la FELCC lo aprehendieron y lo sacaron de dicho escenario deportivo.