Escucha esta nota aquí

La Federación Boliviana de Fútbol, a través de la dirección de Competiciones, presentó una demanda por suplantación de jugadores en contra el club Fortaleza de Yacuiba pidiendo castigo para los responsables y la anulación del resultado del partido entre Independiente de Sucre y el equipo yacuibeño (14-1). Además, muestran como pruebas las publicaciones con los testimonios de los futbolistas.

En el documento pide que previo a los trámites procesales se dicte resolución definitiva, disponiendo lo siguiente: suspensión de dos años a los jugadores inmersos en la comisión de estos hechos, sanción de un año para todo el cuerpo técnico y sus asistentes del club Fortaleza, sanción de un año de la delegada del club Fortaleza (Mayerlin Segura Montero), suspensión al veedor del partido (José Luis Saavedra) y toda vez que esta acción es de absoluta responsabilidad del club Fortaleza afectando la fe deportiva y el farir play, se anule el resultado del partido y se imponga las sanciones establecidas en el reglamento del campeonato y se otorgue cumplimiento al artículo 38 del mismo.

El club de la ciudad fronteriza suplantó la identidad de seis futbolistas (Reiber Núñez, Marco Antonio Salazar, Matías Montaño, Alberto Gutiérrez, Alcides Morón y Ediberto Alpire) en el encuentro que disputó el domingo en el estadio Patria de Sucre. Además, anotó como auxiliar de campo a Juan Carlos Torrejón, expreparador físico del club que dejó su cargo después del primer duelo disputado por el torneo nacional.

La FBF se refiere a cinco futbolistas, pero son seis, ya que en las últimas horas Alpire también confirmó a DIEZ que tampoco estuvo en la capital del país, así como el resto de sus compañeros que declararon a este medio de comunicación. Su ausencia se dio porque ya no tenían recursos para entrenarse, alimentarse y subsistir económicamente en Yacuiba, ya que la dirigencia de la institución naranja les adeuda de cinco a seis meses de sueldo.  

¿Qué dice el artículo 38 del Reglamento General del Campeonato?

La no presentación de los carnés de identidad o pasaportes, ocasiona la pérdida de puntos; previa impugnación del rival del partido, pero, el infractor está obligado a jugar el encuentro. A fines de cómputos, el partido se considera perdido tres por cero (3-0).


A la derecha Jhonny Molina, el utilero de Fortaleza que jugó con el nombre de Reiber Núñez. Al centro (19), ‘Pato’ (su apodo), el chofer que suplantó a Matías Montaño. Cerca del arquero está otro que jugó con documentación ajena. Foto: Correo del Sur