Escucha esta nota aquí

Cerca de las 4:00 de este sábado, el titular de Always Ready, Fernando Costa, fue posesionado como el nuevo presidente en ejercicio de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), después de que los 21 asistentes al congreso ordinario de la institución le dieron su voto. No estuvieron presentes los presidentes de los clubes que integran el G-6 ni la Asociación de Fútbol de La Paz.

El congreso ordinario de la FBF, que fue convocado por Marcos Rodríguez, se instaló a las 20:30 de este viernes, en uno de los salones del hotel Europa de La Paz. Llegaron hasta el lugar los representantes de los clubes The Strongest, Municipal Vinto, Nacional Potosí, Real Potosí, Real Santa Cruz, Aurora y del millonario, que terminó siendo elegido. A la cita también asistieron las asociaciones de fútbol de Santa Cruz, Oruro, Potosí, Tarija, Chuquisaca, Cochabamba, Beni y Pando.

Se tenía previsto que la reunión inicie a las 17:00, pero estaban a la espera de que Rodríguez gane su acción de libertad y fuera dado de alta del hospital Holandés por la descompensación que sufrió el jueves cuando policías civiles Anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) lo aprehendieron.

Rodríguez llegó al lugar a las 20:08 acompañado de un médico y apoyado por un tanque de oxígeno.

Al mismo tiempo, y a través de una conferencia de prensa virtual, el Tribunal de Honor de San José se pronunció y aseguró que Huascar Antezana, que participaba en el congreso, estaba obrando de manera irregular, ya que su cargo fue revocado en marzo por la mala administración de la entidad orureña.

“Antezana no es nada del club; nosotros somos los que ahora representamos a San José hasta que el 29 de noviembre, cuando se elegirá al nuevo directorio”, dijo Luis Cossío, presidente del referido tribunal.

Blooming y Guabirá impugnaron el congreso por las decisiones “ilegales” del comité ejecutivo que comanda Marcos Rodríguez, que no tenían el permiso sanitario del Ministerio de Salud para desarrollar la reunión en la sede de Gobierno. Fue una de sus observaciones. Además, aseguraron que la conexión virtual que realizaron algunos dirigentes fue indebida.

Expulsaron a Blanco

De manera unánime, los dirigentes decidieron ratificar la expulsión de Blanco del comité ejecutivo de la FBF. El cruceño acudió a la justicia ordinaria y ganó un amparo constitucional que lo reconoce como el máximo representante del balompié nacional. Su reemplazante debe ser elegido en un próximo consejo de la División Profesional y debe ser confirmado en un nuevo congreso.

Los dirigentes Marcelo Claure (Bolívar), Wilstermann (Gróver Vargas), Ronald Raldes (Oriente Petrolero), Juan Alfredo Jordán (Blooming), Rafael Paz (Guabirá) y Franklin Chávez (Royal Pari) también fueron expulsados, pero esta determinación debe ser corroborada por la comisión de ética que será conformada en una nueva cita. El castigo es para los dirigentes y no así para las instituciones.

El juramento de Costa

Los 21 votos (8 clubes profesionales, 8 asociaciones y 5 delegados de las asociaciones) fueron a favor de Costa, que llegó a las elecciones como el único candidato. Le tomaron el juramento y este se comprometió a cumplir con sus obligaciones. “Los pilares de mi gestión van a ser trabajo, infraestructura y formación”, expresó Costa tras ser confirmado como el sucesor del desaparecido César Salinas hasta octubre de 2022.