Escucha esta nota aquí

Tras caer 2-1 frente al Manchester City, la vuelta de semifinales de Champions del martes (15:00 hb) será el fin de un sueño o la final soñada para el PSG, mientras que el equipo inglés está a un paso de jugar por primera vez el partido por el título.

Noqueado en su feudo el miércoles pasado con latigazos de Kevin De Bruyne y Ryad Mahrez, el PSG quiere prolongar su sueño de conseguir su segunda final de Champions consecutiva, el 29 de mayo en Estambul. 

Por eso, los parisinos aseguran haber hecho borrón de un revés que la prensa interpretó como una falta de preparación mental del equipo.

"Cuando nos clasificamos frente al Barça y el Bayern, se alabó nuestro estado de ánimo. La mentalidad es algo que se tiene o no se tiene", aseguró el entrenador argentino del PSG, Mauricio Pochettino. 

Para el técnico los dos goles encajados fueron "accidentes", tras la "mejor" primer mitad del PSG desde que tomó las riendas del equipo en enero. 

Sin embargo, seis días después del 1-2 en París, el PSG viajará a Mánchester con bajas y dudas: el mediocentro Idrissa Gueye está sancionado tras la tarjeta roja que vio en la ida y su hombre gol, Kylian Mbappé, tiene problemas en el gemelo derecho, aunque está en la convocatoria.

El "deber de creer"

"A nivel táctico y mental, el equipo está listo para dar una nueva batalla. Luego es el fútbol el que decidirá si merecemos o no estar en la final", afirmó Pochettino.

El optimismo a prueba de balas de 'Poche' salió reforzado con la victoria el sábado contra el Lens (2-1) en la liga francesa. Un resultado coronado por un gol y una asistencia de Neymar, que anuncia las ganas de revancha para el martes.  

Tras la derrota en agosto en la final de la Champions contra el Bayern (1-0), el PSG ha sabido construirse la imagen de un equipo que reacciona ante la adversidad.

Una leyenda cimentada en partidos como la victoria en la fase de grupo contra el Manchester United (1-3) en la que se jugaba la eliminación, así como los buenos resultados conseguidos a domicilio frente al Barcelona y el Bayern de Múnich en octavos y cuartos (1-4, 2-3). Y que le permiten seguir soñando con la final de la máxima competición europea de clubes.    

- Una temporada "especial" -

París cuenta, igualmente, con la vuelta de Mbappé para hacer su sueño realidad, ya que necesita al menos dos goles para acceder a la final. 

La eliminación supondría un fuerte revés en el balance de la temporada del PSG, segundo en la Ligue 1 tres puntos por debajo de Lille (a falta de tres jornadas), y con un partido de semifinales de la Copa de Francia por jugar frente a Montpellier el 12 de mayo.  

Enfrente, el Manchester City comparte la sensación de vivir una temporada única. "Todo el mundo sabe que vivimos algo especial", reconoció su entrenador, Pep Guardiola.

Campeón de la Copa de la Liga, el City podría haber sido campeón de la Premier el domingo si no se hubiera aplazado el Manchester United-Liverpool, tras la invasión del estadio Old Traffor parte de aficionados locales.

Los Citizens habían hecho su trabajo el sábado al ganar al Crystal Palace 2-0, sin De Bruyne ni Mahrez, y buscan por primera vez en su historia la final de la Champions League,

"El martes tendremos que hacer un partido casi perfecto", avisó Guardiola. Un frase que también puede hacer suya el PSG, que no puede fallar.

Comentarios