Escucha esta nota aquí

La Fiscalía Departamental de Santa Cruz admitió la denuncia contra miembros del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) por desacato al fallo que la Sala Segunda del Tribunal Constitucional promulgó el 18 de agosto pasado. Dicha resolución constitucional favoreció a Robert Blanco, quien argumentando que sus derechos fueron vulnerados reclamó que lo reconozcan legalmente como presidente de la FBF, de acuerdo a lo que reza el estatuto que estaba en vigencia y que normó la posesión del nuevo directorio en abril de 2018.

Gustavo Ríos, fiscal de materia, fue quien respondió al memorial que Blanco presentó, mediante sus abogados, al Ministerio Público, que ordenó, además, una investigación por el delito de desobediencia a resoluciones en acciones de defensa y de inconstitucionalidad.

Marco Rodríguez, Rolando Aramayo, Lily Rocabado, Antonio Decormis y Jaime Cornejo son los comprometidos con la resolución del Tribunal Constitucional, pero agravaron su situación debido a que siguieron realizando actos pese a que tenían en contra un fallo que se lo prohíbe.

“Cumplidos los requisitos exigidos en el artículo 285 del Código de Procedimiento Penal, tratándose de delitos de orden público, en estricta aplicación del punto 4.2.3 del Manual de Plataforma de atención al Público y la Unidad de Análisis se admite la denuncia por el delito de desobediencia a resoluciones en acción de defensa y de inconstitucionalidad y se dispone la remisión al fiscal de turno de la fiscalía especializada en delitos de anticorrupción, a efecto de que se inicie la investigación correspondiente y sea con las formalidades establecidas en el artículo 289 del Código de Procedimiento Penal”, dice el documento que firma el fiscal Gustavo Ríos.

Según Roberto Barrientos, abogado de Blanco, la fiscal asignada al caso es María del Carmen Roca, quien tiene la autoridad para citar a los miembros del comité ejecutivo de la FBF para que hagan su descargo o en todo caso ordenar su aprehensión directa, ya que el desacato está consumado.

Sobre el tema, Lily Rocabado, afectada en el caso, dijo que no le teme a lo que pueda determinar la Fiscalía, pues considera que como miembro del comité ejecutivo de la FBF actuó de acuerdo a norma, tal como lo recomienda la Conmebol y FIFA e incluso acatando el fallo constitucional.