Escucha esta nota aquí

Lily Rocabado, miembro del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) debe presentarse este miércoles, a las 8:30, en la Fiscalía Distrital para declarar sobre la acusación que hay en su contra por el delito de “Desobediencia a Resoluciones en Acción de Defensa y de Inconstitucionalidad”.

La cita fue por orden de María Carmen Roca Mercado, fiscal de materia de la Unidad Especializada en Persecución de Delitos de Corrupción.

Rocabado, al igual que Marco Rodríguez, Lily Rocabado, Antonio Decormis y Jaime Cornejo, afronta un proceso penal por el incumplimiento al fallo (18 de agosto) de un Amparo Constitucional que Robert Blanco presentó y ganó en la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Santa Cruz  para ser reconocido como presidente de la FBF. 

La referida resolución ordenó que a partir del fallo que reconocía a Blanco como presidente de la FBF, toda actividad que el comité ejecutivo de la FBF desarrolló desde el 23 de julio se anulaba y debían regirse al mandato del dirigente destroyista.

Como esto no ocurrió y continuaron tomando decisiones sin respetar el fallo constitucional, Blanco debió acudir nuevamente al Tribunal Departamental, que derivó el caso al Ministerio Público.

Los dos primeros directivos del comité ejecutivo en ser citados fueron Rolando Aramayo y Marcos Rodríguez. Ambos no se presentaron argumentando que no les llegó la citación. El domicilio de Aramayo es Cochabamba y el de Rodríguez, Cobija (Pando).

Sobre su comparecencia, Rocabado, que funge también como presidenta interina de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), dijo que lo hará con su abogado.