Escucha esta nota aquí

En 2005, se proclamaba campeón del mundo con el Sao Paulo, un torneo al que ni siquiera iba a ir convocado. Cinco años después de esto, probó la cocaína, una pesadilla que terminó arruinando su vida. Tanto es así que vendió su medalla de campeón del Mundial Flávio Donizete de Clubes de 2005 para gastarlo en drogas.

Al principio la consumía con moderación. Poco a poco comenzó a apoderarse de mi vida y perdí todo lo que tenía. Consumía cocaína mañana, tarde y noche. No estaba sin drogas por nada del mundo”, confiesa Donizete en unas declaraciones que recoge Record. “Cuanto más dinero tenía, más drogas quería”, afirma.

En un primer momento, no iba a acudir a aquel Mundial de Clubes. “No estaba convocado, me iban a ceder, pero en el último entrenamiento se lesionó un compañero y me inscribieron a última hora”, cuenta.

En aquel torneo, el Sao Paulo de Rogério Ceni, Cicinho o Lugano venció en la final por 1-0 al Liverpool de Rafa Benítez. Donizete no participó en ningún encuentro y los siguientes años los pasó cedido en diferentes clubes brasileños. Tras acabar su contrato con el Sao Paulo, comenzaron sus problemas con las drogas.

Tenía dinero, coche y en 2010 probé la coca por primera vez”, relata. “Vendí la medalla por 7.000 reales. Cuando recibí el dinero, lo usé casi todo en cocaína. El primer gasto fueron 1.000 reales y me lo terminé en dos días”, confiesa. “Estuve 13 años enganchado, es una enfermedad lenta, incurable y fatal. Casi me mata”, sentencia, ahora que ya dejó las drogas.

En 2019, en una entrevista de la que se hizo eco el diario Record, ya relataba sus problemas con la coca. "Si conseguía 15 reales y no tenía nada para comer, no pensaba en traer dinero a casa, lo primero era la cocaína. A veces mis hijas se quedaban sin comer. Gastaba 5 reales en huevos y el resto en cocaína. Les dejaba comiendo arroz y frijoles, pero no podía faltar mi droga", decía. (AS)