Escucha esta nota aquí

“No reconocemos ni reconoceremos a Marcos Rodríguez como presidente”, dice una de las conclusiones de la VIII videoconferencia de los capitanes de los clubes de la División Profesional de Bolivia con el comité ejecutivo de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol). También ratificaron su renuncia a la selección boliviana, principalmente por demandas económicas de los futbolistas no satisfechas.

Según el documento, la confirmación de Rodríguez como el máximo representante de balompié nacional estaría faltando al Estatuto de la FBF y a “nuestra dignidad como futbolistas”. Además, aseguran que el dirigente no tiene experiencia y que “solo insulta, discrimina, denigra, amenaza a los futbolistas y a nuestro gremio”.

También ratificaron que mientras sus demandas presentadas el 30 de junio no sean atendidas, no acudirán al llamado de la FBF para la Selección nacional. “Mantenemos la decisión de no asistir a ninguna convocatoria de la Selección nacional porque es evidente la falta de voluntad de la FBF de solucionar los problemas (…)”, dice otra parte del escrito.

Según Fabol, continuarán las gestiones para que las denuncias planteadas  ante la FBF tengan una respuesta. Los reclamos también fueron puestos en conocimiento de la Cámara de Diputados; Ministerio de Trabajo, Educación y Previsión Social; Ministerio de Educación, Deportes y Culturas a través del Viceministerio de Deportes.

A la reunión, según  la captura de pantalla que envió Fabol, asistieron Samuel Galindo (Always Ready), Marcelo Gomes (San José), Nicoll Taboada, Amílcar Sánchez, Juan Carlos Robles y Enrique Díaz (Aurora), Didí Torrico (Wilstermann), Diego Bejarano (Bolívar), Martín Palavicini y Juan Francisco Rivero (Real Santa Cruz), Miguel Quiroga (Nacional Potosí), Juan Leandro Vogliotti  y Luis Enrique Hurtado (Guabirá), Julio César Pérez (Blooming) y otros no identificados plenamente.
Lea también