Escucha esta nota aquí

El defensor uruguayo Víctor Galain y el entrenador de Nacional Potosí, Alberto Illanes, calificaron el gramado del estadio Víctor Agustín Ugarte como “horrible” y “desastroso” y que es un obstáculo para aplicar el juego rápido, al ras del piso, para sorprender a sus rivales. El próximo partido de local de la banda roja será el sábado ante Sport Boys (17:15)

Esta horrible la cancha, la peor cancha del país”, disparo Galain ante medios de la prensa de Potosí, luego del triunfo ante Guabirá (2-1), el miércoles en la Villa Imperial.

Por su lado, el técnico de la banda roja no se guardó nada y mencionó: “Esta un desastre, como vamos a jugar un buen fútbol acá. Estamos arriesgando permanente que en salida nos metan una contra, así no podemos jugar”.

La época de frio golpeó el estado del único campo de juego de césped natural de la ciudad de Potosí, además que a descripción de los jugadores de la banda roja, existen baches que hacen rebotar el balón y desvían su trayectoria, sumado que el campo no se encuentra nivelado, último aspecto reconocido por la Gobernación de ese Departamento.

El director del SEDEDE de Potosí, Waldo Rodríguez manifestó en entrevista con el programa Líder Deportes, de la Villa Imperial, que la seguidilla de los partidos de los dos equipos potosinos, sumado la actuación de Stormers San Lorenzo en la Copa Simón Bolívar, impide  un margen de tiempo para el mantenimiento del campo deportivo. El otro representante, Wilstermann Cooperativas, decidió trasladar sus partidos a Llallagua por las restricciones que existen.

El funcionario admitió que recibió la recomendación de la Conmebol para que se haga el nivelado del campo de juego para evitar baches. El mismo ente sugirió que debe dejarse de ceder el campo de juego para entrenamientos, situación que no se cumplió porque va en contra de Nacional y Real Potosí. La Gobernación emprende desde hace algunos meses obras para trasladar las casamatas y vestuarios para darle más comodidad a los equipos.

Comentarios